La abogada y defensora de los Derechos Humanos en Venezuela Rocío San Miguel dijo este domingo en sus redes sociales que las contradicciones entre los diferentes comunicados emitidos por el régimen de Nicolás Maduro sobre la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo “son claves” para el ocultamiento de la verdad.

En un post publicado en su cuenta de Instagram y replicado luego en Twitter, San Miguel, quien preside la Asociación Civil Control Ciudadano, llama la atención sobre diferencias evidentes en la descripción que ofrecen las autoridades de la dictadura sobre los hechos alrededor de la muerte del militar.

Te puede interesar

El capitán Acosta murió en la madrugada del sábado presumiblemente como consecuencia de las torturas a las que fue sometido mientras estuvo detenido por efectivos de la Contrainteligencia Militar, DGCIM.

Mientras que un comunicado de la Fuerza Armada fechado este 29 de junio refiere que Acosta Arévalo “fue presentado ante el juez militar tercero de control del Circuito Judicial Penal Militar” y que “antes de iniciar la respectiva audiencia, se desmayó”, un documento similar, emitido por el Ministerio Público del régimen afirma que “estaba siendo presentado ante los tribunales competentes”.

El capitán Acosta había sido detenido el 21 de junio último como parte de lo que el Ejecutivo de Maduro calificó como un frustrado intento de magnicidio y golpe de Estado pero, según el documento del fiscal general Tarek William Saab, nada afirma hasta ese momento que hubiese sido imputado.

Sin embargo, alerta San Miguel, el comunicado del ministro de Comunicaciones del chavismo, Jorge Rodríguez, presenta al militar fallecido como “imputado por graves actos de terrorismo, sedición y magnicidio en grado de frustración” y se refiere al resto de los detenidos como "terroristas confesos".

En un tuit en el que comparte las imágenes de ambos documentos, la presidenta de Control Ciudadano califica de “FALSO” lo que dice el comunicado oficial del régimen.

Embed

“El asesinato del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, no puede pasar por debajo y ser tapado por otro escándalo en Venezuela. Actuaron nuevamente desde el poder, porque con el asesinato de Fernando Albán no se vieron castigados. Este ciclo hay que romperlo...”, escribió San Miguel en Instagram.

Y luego denuncia: “El Capitan de Corbeta Rafael Acosta Arévalo, muere siendo inocente, pues nunca desde su detención, fue formalmente imputado por el Estado venezolano, quien violando las garantías constitucionales más elementales del debido proceso, intentó presentarlo ante el Tribunal Militar Tercero de Control (…) en condiciones tan graves de afectación a su integridad, que el Juez ordenó su inmediato traslado al centro hospitalario más cercano (El Hospitalito), a escasos metros de la propia Corte Marcial, en Fuerte Tiuna, con carácter de urgencia...”.

FUENTE: Con información de redes sociales

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas