BOGOTÁ.- Colombia vivió este jueves una nueva jornada de protestas marcada por la inconformidad de universitarios por el bajo presupuesto para el sector y el rechazo de las centrales sindicales a una medida anunciada por el presidente, Iván Duque, para extender un impuesto a los productos de la canasta familiar.

En las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Bucaramanga las principales calles fueron tomadas por los manifestantes. Junto a los estudiantes también marcharon docentes de instituciones educativas públicas que rechazan el acuerdo firmado por Duque y los 32 rectores de las universidades estatales hace tres semanas.

Los estudiantes reclaman que se salde un déficit acumulado en los últimos años para la educación pública, que asciende a 3,2 billones de pesos (un poco más de 1.000 millones de dólares) en funcionamiento y a 15 billones (4.900 millones de dólares) en infraestructura.

Embed

Dicho déficit fue discutido esta semana por representantes de los alumnos y el Ministerio de Educación, pero tras la negativa del Gobierno los universitarios se pararon de la mesa y este jueves se volcaron de nuevo a las calles.

"Hemos recibido el mensaje, por boca del viceministro de Educación Superior de que no hay soluciones financieras por parte del Gobierno, más allá del acuerdo realizado en días pasados con rectores del sector público", le escribieron los estudiantes al presidente Duque en una carta, donde además solicitan una reunión con él personalmente.

El pacto que firmó Duque con los rectores consiste en aumentar el presupuesto del sector en 3,4 billones (1.130 millones de dólares) de aquí a 2022, pero el acuerdo no tuvo en cuenta la opinión de docentes y estudiantes.

De su parte, las centrales obreras se unieron a la marcha para rechazar una reforma tributaria que impulsa el Gobierno para gravar casi todos los productos de la canasta familiar y la cual, indican, afecta principalmente a la clase media y popular.

Los sindicatos destacaron en una misiva que "esta es la reforma tributaria número 14 en 30 años" y que es "presentada por el Gobierno Nacional como una fórmula para reactivar la economía y generar empleo", siendo que ese es el argumento usado en las ocasiones anteriores y "no se ha evidenciado ni reactivación económica, ni generación de empleo".

En concreto, los sindicatos piden a Duque que retire el proyecto de la denominada "Ley de Financiamiento" que está en el Congreso, pues consideran que los recursos que necesita Colombia están en la evasión de impuestos, la corrupción y las excepciones que tienen las multinacionales mineras.

A las protestas también se unieron gremios del transporte, que marcharon en rechazo a la chatarrización de aproximadamente 1.000 vehículos de servicio especial, pues un decreto impide el funcionamiento de automotores de modelos 1989 y anteriores en el mercado.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas