MIAMI.- “Nos sentimos heridos y muertos en vida”, así resume la venezolana- libanesa Greice María Jreige de Georges la situación que aún se vive en El Líbano, tras la explosión en el puerto de Beirut que dejó más de 180 muertos y miles de lesionados el pasado 4 de agosto.

Aunque esta joven vive en la población de Tourza, distante una hora y media de la capital libanesa, en donde el estallido -según se ha publicado- fue ocasionado por una gran cantidad de nitrato de amonio almacenado en un depósito, aseguró que todo El Líbano ha sentido un profundo dolor por esa tragedia “que nadie esperaba”.

Te puede interesar

DIARIO LAS AMÉRICAS también indagó sobre las protestas que han tenido lugar contra el gobierno luego del suceso, las renuncias de funcionarios públicos y los problemas como el desempleo y apagones eléctricos que se han convertido en más agudos a raíz de la explosión.

¿Cómo fue su experiencia tras la explosión en Beirut?

Vivo lejos de Beirut, en un pueblo llamado Tourza, que queda a una hora y media de la capital. Es un pueblo muy tranquilo, aquí no se sintió nada. Yo estaba en el pueblo. Ese día iba a bajar a Beirut y finalmente el viaje no se me dio, gracias a Dios. Recibí la noticia de parte de familiares que tengo en Venezuela, que me llamaron muy nerviosos y preocupados. También me llamaron desde Miami, Canadá y Australia. Yo no sabía nada en ese momento y, de verdad, aunque fue lejos, eso me afectó demasiado. El Líbano ha vivido muchas guerras desde hace muchísimos años, pero esto fue como la gota que derramó el vaso. Más de 180 muertos y más de 5.000 heridos. A eso hay que sumarle cientos de personas desaparecidas, que no se sabe si están bajo los escombros, hundidos en el mar, y nadie sabe si desaparecieron o se esfumaron en el aire por causa de la explosión y se hicieron cenizas. Fue algo muy fuerte, esa explosión nadie la esperaba. Es algo por lo que todos los días nos despertamos y decimos: ‘Dios mío, ¿eso fue cierto o fue una película que vimos en la televisión?’, algo que todavía tenemos en la mente. Fue muy fuerte y aunque yo estuve lejos, como mucha otra gente, nos sentimos heridos y muertos en vida. Eso fue muy doloroso y no debió de ocurrir.

Greice María Jreige de Georges venezola El Libano
Greice María Jreige de Georges (der.) en una manifestación en contra del chavismo en la Plaza de los Martíres, en Beirut.

Greice María Jreige de Georges (der.) en una manifestación en contra del chavismo en la Plaza de los Martíres, en Beirut.

¿Ha regresado a Beirut luego de la explosión y conocía personas que fallecieron a raíz de este hecho?

Sinceramente, no bajé a Beirut. Hay muchos voluntarios que sí lo hicieron. Yo soy una de esas voluntarias, pero no pude ir y mandamos mucha ayuda a varios grupos de socorro como la Cruz Roja. Yo no he podido volver, soy sincera, no puedo mentir, a uno le da miedo por la situación del coronavirus y por la contaminación que dejó la explosión, pero tengo a muchos familiares abajo en los alrededores de Beirut que sintieron el temblor y todos pensaron que era un terremoto. Sí tengo conocidos de algunos amigos que han muerto ahí desgraciadamente, a quienes llaman mártires y yo los llamo víctimas porque no hubo algo por cual martirizarlos. Para mí son víctimas del gobierno actual y de los anteriores. No he vuelto a bajar a Beirut, me da cosa hacerlo, no me gusta ver a Beirut destruida.

Las noticias muestran un panorama preocupante en El Líbano. ¿Cómo ha vivido usted y su familia los recientes acontecimientos en ese país?

Ha salido mucha gente a la calle desde el 17 de octubre cuando explotó la situación económica. Ya no se consigue trabajo, hay mucha gente que lo ha perdido. Ese día la gente empezó a decir que no aguantaba más la situación, que ya no podemos seguir así. Por eso, la gente se lanzó a las calles porque lo que queremos todos es vivir como debe vivir cualquier ser humano, como se merece vivir. Después de la explosión estamos bajando más a las calles. La gente no puede aguantar más a un gobierno tan incompetente pues ya está insoportable esta situación.

Hemos visto que la comunidad está pidiendo un nuevo gobierno. ¿A qué se debe ese malestar del pueblo libanés?

Todos estamos pidiendo un nuevo Gobierno porque aquí no han hecho bien su trabajo. De verdad, no son responsables del pueblo (las autoridades) porque en El Líbano, como muchos ya saben, tenemos más de 40 años sin luz. Ese es un problema que hasta el Sol de hoy no ha sido solucionado y cada día se agrava más. No voy a decir que la culpa es del gobierno actual, es culpa de los gobiernos que han venido desde hace 30 años. No tenemos luz y pagamos dos facturas eléctricas y, además, dos facturas de agua, mientras el desempleo está aumentando. La situación ya está insoportable, entonces queremos cambiar este gobierno desde la cima, o sea el presidente, hasta el Parlamento y los ministros. Han renunciado varios diputados. Los que se mantienen en el poder son más que todo del mismo bando y queremos que renuncien todos para ver si podemos montar un gobierno que sea más civil, que no dependa de religiones porque aquí se divide el poder entre las religiones y eso es algo que no nos deja avanzar, en opinión de mucha gente.

Greice María Jreige de Georges venezolana El Libano
Greice María Jreige de Georges, con su esposo e hijo en las afueras de Tourza, cerca a Beirut.

Greice María Jreige de Georges, con su esposo e hijo en las afueras de Tourza, cerca a Beirut.

Altibajos en El Líbano

Greice María Jreige de Georges es hija de una madre venezolana, de origen libanés, y un padre natural de Tourza, en El Líbano, que viajó a Venezuela “en busca de un mejor futuro”.

Sus padres decidieron volver a la nación del Medio Oriente en 1993 cuando Greice María tenía 11 años.

En 2006 contrajo matrimonio con un venezolano libanés que “vino a buscarme”. Más tarde la pareja se radicó por tres años en Venezuela y “cuando la situación se puso muy mal por el difunto Hugo Chávez”, regresaron a El Líbano.

Sin embargo, “el amor” por su país hizo que en 2011 volviera a Venezuela. “Era muy triste ver la situación de los venezolanos, y por eso nos vimos obligados a tomar la decisión definitiva de quedarnos en El Líbano, pero ahorita ya no sabemos para dónde ir”.

Greice María sueña con una “Venezuela libre” del régimen impuesto por el chavismo, y con El Líbano “en paz”, como una nación que pueda ofrecer mejores condiciones de vida a sus habitantes.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.12%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.5%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.37%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19%
2084 votos

Las Más Leídas