Antes de que su ser querido desarrollara la enfermedad de Alzheimer, los dos solían charlar sobre cualquier tema, pero ¿qué le dice ahora que no puede recordar su nombre?

Las palabras correctas pueden ser difíciles de hallar, pero son más importantes que nunca. Los mensajes simples y reafirmantes pueden darle a su ser amado comodidad y guía (las dos cosas que los pacientes de Alzheimer más necesitan).

Te puede interesar

Alzheimer
En el sur de la Florida, específicamente en Miami-Dade, donde la población es superior, unas 67.000 personas de la tercera edad, de las 522.000 que contabiliza el censo, sufren la enfermedad.
En el sur de la Florida, específicamente en Miami-Dade, donde la población es superior, unas 67.000 personas de la tercera edad, de las 522.000 que contabiliza el censo, sufren la enfermedad.

Mantenerse positivo

En el excelente libro de Carol Simpson, At the Heart of Alzheimer’s, ella habla de los pasos que los cuidadores pueden tomar para mejorar la comunicación con su ser querido. Entre sus sugerencias están:

Mantenerse positivos porque, debido al daño que la enfermedad genera en el cerebro, podría bombardear a la víctima del Alzheimer con “no” y “no hagas” todo el día sin que él cambie su comportamiento. Sin embargo, las sugerencias positivas y redirecciones simples pueden hacer maravillas. En vez de regañarlo por estar deambulando en medio de la noche, diga, “¿No sería genial descansar un poco?” Y si él está haciendo un desastre en su habitación, trate de distraerlo mostrándole unos álbumes fotográficos en la sala.

Infosalus._Investiga_55024828.jpg
Estos hallazgos indican que los niveles inadecuados de la proteína, conocida como RBFOX1, pueden ser un factor en las conexiones defectuosas que son un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer.
Estos hallazgos indican que los niveles inadecuados de la proteína, conocida como RBFOX1, pueden ser un factor en las conexiones defectuosas que son un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer.

Dele elogios y aliéntelo cada vez que pueda. Como muchos de nosotros, los pacientes de Alzheimer se sienten heridos con las palabras negativas y tienden a desconcertarlos, pero los agradecimientos y los cumplidos ayudan muchísimo. Si elogia a un paciente por vestirse por sí solo, será más propenso a hacerlo de nuevo mañana, especialmente si sabe lo guapo que se ve.

Dele instrucciones cortas, simples y específicas. De nuevo, el daño generado en el cerebro por el Alzheimer hace que procesar ideas que normalmente se entenderían inmediatamente sea algo difícil para una persona. En vez de pedirle que le ayude a limpiar su habitación, pídale que levante sus calcetines y los ponga en el cesto. En vez de decirle que se aliste para dormir, dígale que es hora de lavarse los dientes. Si las instrucciones más sencillas no adquieren sentido, podría ser que necesite hacer gestos con las manos o dar el ejemplo. Por ejemplo, él podría necesitar verle cepillarse sus dientes primero.

Haga preguntas sencillas. Pregúntele si quiere una hamburguesa o pollo, no si tiene alguna sugerencia para la cena.

alzheimer.jpg
El Alzheimer deteriora la memoria principalmente en personas mayores de 60 años.
El Alzheimer deteriora la memoria principalmente en personas mayores de 60 años.

Una vez no siempre es suficiente. Tendrá que repetir unas cuantas instrucciones y preguntas una y otra vez. No está siendo ignorado. Algunas cosas simplemente necesitan ser oídas muchas veces antes de que puedan ser comprendidas. En los estados precoces del Alzheimer, podría ser capaz de anotar las instrucciones y pegarlas.

Mantenga su tono de voz cálido y reafirmante. Un tono fuerte y de regaño sólo hará que su ser querido se altere, se confunda o enloquezca. Manténgase animado con él y encuentre otra forma de eliminar sus frustraciones.

Consiga su atención. Si él no está listo para oír, sus palabras serán ignoradas. Tome un enfoque cálido y no hable hasta que haya hecho contacto visual.

Háblele como a un adulto. Una persona que ha vivido muchas décadas puede sentirse muy avergonzada u ofendida si le habla como si él fuese un bebé.

alzheimer.jpg
El neurocientífico británico John O
El neurocientífico británico John O'Keefe, Nobel de Medicina en 2014, relaciona las lesiones en el "GPS" del cerebro con el Alzheimer.

Compartan historias juntos sobre cuando usted era joven. Aunque las personas con Alzheimer podrían no recordar qué comieron en la cena, sí podrían tener recuerdos sorprendentemente vívidos de sus décadas pasadas.

Si su ser amado se enfada, trate de cambiar el tema, por ejemplo, pedirle ayuda para desempolvar o salir a caminar. Pero, como menciona la Family Caregiver Alliance, “es importante conectarse con la persona a un nivel sentimental antes de redireccionar. Podría decir, ‘Veo que te sientes muy triste. Lamento que estés molesto. Salgamos a comer algo’”.

Si su ser querido se mantiene alterado o inventa historias extravagantes (como “¡usted me secuestró!”, no lo tome como algo personal. Él simplemente está tratando de expresar sus ansiedades y está tratando de buscar un sentido en el caos. Busque cambios en su medio ambiente o rutina diaria que podrían estar molestándole, gentilmente corrija sus ideas fantasiosas, y emplee palabras cálidas para calmarlo.

Escuche con atención. Un paciente de Alzheimer podría no ser capaz de explicar sus sentimientos más profundos y sus preocupaciones, pero sí puede darle pistas. Si él le pregunta todos los días sobre las citas con el doctor, podría tener miedo de los exámenes. Las referencias constantes a un amigo perdido o esposo podrían ser un signo de que se siente particularmente solo. Un abrazo y una charla tranquila podrían ayudar.

Algunas personas con Alzheimer mantienen su habilidad para conectarse con usted a un nivel emocional profundo casi hasta las últimas etapas de la enfermedad. Hable con ellos sobre la vida diaria y mantenga el sentido del humor (sólo no a expensas de su ser querido). Las personas con la enfermedad podría estar felices de reír y bromear con usted.

Una mujer cuyo padre murió de inicio precoz de Alzheimer recuerda que, incluso cuando su padre no podría recordar el nombre de ella, él siempre respondía cuando esta le decía que lo amaba. Respondía como antes de que tuviera la enfermedad, “También te amo, cariño”. Algunas veces, él simplemente sonreía y decía, “Así es”.

Para más contenido de salud y bienestar, visita saludmovil.com/es

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la prohibición de los viajes culturales y las visitas en cruceros o embarcaciones privadas a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas