Por primera vez, una investigación internacional ha demostrado que las células humanas comunes pueden cambiar su función original, lo que puede ser una nueva y esperanzadora vía de trabajo en la lucha contra la diabetes.

Los libros de texto tradicionales de biología celular dicen que la mayoría de las células solo mantienen la misma función. Pero ahora lo ponen en cuestión los resultados de una investigación realizada por científicos de la Universidad de Bergen (Noruega) y sus socios internacionales en la Université de Genève (UNIGE), en Suiza; Universidad Leiden Países Bajos, y la Escuela de Medicina de Harvard y el Centro de Células Madre de Oregon (OHSU), ambos en Estados Unidos.

Te puede interesar

Esta nueva investigación muestra que las células del cuerpo humano son mucho más capaces de diversificarse en diferentes tipos de células de lo que se suponía anteriormente. Son los primeros investigadores que han logrado influir en las señales de las células humanas, de modo que estas células pueden cambiar su función original.

"Al influir en las células productoras de glucagón en el páncreas, las hicimos capaces de producir insulina. Esto puede conducir a nuevos tratamientos para la diabetes", dice la profesora Helge Ræder, líder del Grupo de células madre de la diabetes, Departamento de Ciencia Clínica, UiB.

Los investigadores observaron que los ratones se recuperaron de la diabetes después de que se les hubieran trasplantado en el páncreas células humanas manipuladas y enfermaron nuevamente tan pronto como se extrajeron estas células.

Además de que las células productoras de glucagón producen insulina, el estudio mostró que estas células también eran más resistentes al sistema inmunológico, que generalmente ataca las células productoras de insulina en pacientes con diabetes.

"Esto significa que probablemente podamos usar las propias células del paciente en este tratamiento para la diabetes, sin temer que las células manipuladas eventualmente sean destruidas por el sistema inmunológico –explica Ræder–. Hoy en día, es posible trasplantar células productoras de insulina de donantes muertos a pacientes con diabetes. El gran desafío es que solo podemos tratar a una pequeña fracción de los pacientes con este método".

Además, Ræder cree que el nuevo método no se limita a cambiar la función de las células en el páncreas. Piensa que esta flexibilidad celular se encontrará en muchos otros tipos de células en el cuerpo humano, y puede contribuir a nuevos tratamientos para muchas enfermedades diferentes. "La capacidad de las células para cambiar su función puede ser importante en el tratamiento de otras enfermedades causadas por la muerte celular, incluidas las enfermedades neurológicas, los ataques cardíacos y el cáncer", explica.

FUENTE: Con información de Europa Press

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.3%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.41%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.29%
21470 votos

Las Más Leídas