jueves 22  de  febrero 2024
SALUD CARDIOVASCULAR

Síndrome del "corazón roto", una dolencia que afecta más a las mujeres

La sensación de que “se rompió el corazón” no tiene causa clara, pero se asocia con el estrés, la sufren más las mujeres mayores de 50 años y rara vez es mortal

Por Olgalinda Pimentel

CARACAS.-Cuando Olimpia ingresó a la sala de emergencias del hospital con dificultad para respirar, el cardiólogo de turno le preguntó qué había sentido después de la discusión con su pareja. “Sentí que se me rompió el corazón, doctor”, le respondió la paciente.

Ella forma parte, desde entonces, de una reveladora estadística: 90% este tipo de afecciones se presenta en mujeres.

El síndrome de “corazón roto”, como fue diagnosticado en Olimpia, es la metáfora de una afección cardíaca que “duele” y es denominado también miocardiopatía inducida o de Takotsubo, la cual no tiene causa claramente establecida.

No obstante, se le asocia generalmente con estados súbitos de estrés o de emociones intensas, algunos movidos por la tristeza, que provocan una alta secreción de las llamadas hormonas del estrés o de sustancias que intervienen en este como adrenalina, el cortisol plasmático e incluso las hormonas tiroideas.

La pérdida de un ser querido o la fractura de una relación, por ejemplo, puede ocasionar lesiones cardíacas a largo plazo y deterioro de la función del músculo vital, según médicos cardiólogos. Y no descartan que ocurra por la conmoción que puede ocasionar una inesperada fractura de huesos.

No obstante, otros investigadores médicos calculan que 60% de los casos de síndrome del “corazón roto”, aproximadamente son provocados por una cirugía, derrame cerebral, una neumonía e inclusive por el COVID-19 u otra enfermedad grave.

El síndrome comenzó a estudiarse en Japón, en 1990, cuando cardiólogos de ese país hallaron que personas que parecían tener síntomas de un infarto al miocardio no lo presentaban, sin embargo, los signos eran reales, según estudios.

No siempre es mortal

No es fácil diferenciar el síndrome del “corazón roto” a un ataque cardíaco, debido a que las personas pueden experimentar un dolor repentino de pecho o dificultad para respirar.

“La sintomatología es muy parecida a la del infarto, hay dolor intenso en el tórax”, afirmó el médico cardiólogo Ignacio Murga, venezolano especialista en este tipo de afecciones.

Pero en el caso de la afección cardíaca, a diferencia del infarto al miocardio, las arterias del corazón no presentan una obstrucción, sino una posible disminución del flujo sanguíneo.

Se interrumpe temporalmente la manera en que el corazón bombea sangre, pero no causa daños, aunque en ocasiones el órgano vital puede contraerse con fuerza.

La mayoría de las veces la dolencia es temporal. “Puede durar de días a semanas e inclusive en algunos pacientes puede prolongarse durante meses”, precisó Murga.

Y rara vez es mortal, dijo el especialista. “Cuando un paciente padece enfermedad grave, una patología cardíaca previa, la alteración funcional del corazón que genera este síndrome del corazón roto, puede complicar la enfermedad prexistente y eso puede causar la muerte”.

Por qué más en las mujeres

El síndrome del “corazón roto” nada tiene que ver con la creencia de que las mujeres son más sentimentales, pero se ha demostrado que esta afección es más frecuente en mujeres que en hombres.

lágrimas - mujer - UNSPLASH
Una mujer llorando.

Una mujer llorando.

Y las mujeres de mediana edad y las mayores de 50 años lo pueden padecer hasta 10 veces más que mujeres y hombres más jóvenes, de acuerdo con un estudio del Smidt Heart Institute, publicado en el Journal of the American Heart Association, JAHA, (2021)

Los investigadores han detectado que el riesgo de padecer el síntoma está aumentando en las mujeres en los últimos años, por lo que han intensificado los estudios para establecer si este incremento tiene relación con cambios en la susceptibilidad y otras condiciones de las mujeres.

¿Conexión del corazón con el cerebro?

Recientes investigaciones del Instituto sobre el síndrome del “corazón roto” revelan además que existe una importante conexión entre el corazón y el cerebro en la salud en general, lo cual puede desencadenar estos eventos cardíacos.

La manera como el cerebro y el sistema nervioso responden a diferentes tipos de factores estresantes es algo que cambia a medida que las mujeres envejecen, explica Susan Cheng, profesora de cardiología y directora del Instituto de Investigación sobre el envejecimiento saludable en el Departamento de Cardiología del Smidt Heart Institute.

Cheng, autora principal del estudio, sostuvo en una publicación especializada la probabilidad de que “haya un punto de inflexión, justo después de la mediana edad, donde una respuesta excesiva al estrés puede afectar el corazón".

"Las mujeres en esta situación se ven especialmente afectadas y el riesgo parece estar aumentando", añadió.

"Este estudio en particular ayuda a aclarar que las mujeres de un cierto rango de edad tienen un riesgo desproporcionadamente mayor de miocardiopatía por estrés, y que el riesgo está aumentando”, coincidió Christine M. Albert, directora del Departamento de Cardiología del Smidt Heart Institute.

"El repunte podría deberse a cambios en la susceptibilidad, el medio ambiente o ambos”, indicó Albert. “Se necesita más trabajo para desentrañar las causas de la enfermedad subyacente en la condición de Takotsubo [una afección cardíaca temporal que se desarrolla en respuesta a una experiencia emocional o física intensa] y otras condiciones dominadas por mujeres".

Qué hacer

Mientras los investigadores médicos a escala mundial avanzan en los estudios sobre por qué es de vital importancia comprender la conexión entre el estrés y el riesgo de enfermedad cardíaca, cardiólogos dan esperanzas a quienes padecen o han padecido del síndrome del “corazón roto”.

Esta afección cardíaca es tratable y la mayoría de las personas se recuperan por completo.

“El tratamiento más adecuado es buscar la manera de disminuir las situaciones de estrés que estén generando la elevada secreción de hormonas”, aconsejó Murga.

No obstante, también se citan tratamientos típicos que pueden incluir medicamentos específicos que solo pueden consumirse con estricta vigilancia médica.

En cualquier caso, la recomendación para la persona que experimenta el síndrome del “corazón roto” es acudir de inmediato al médico especialista.

[email protected]

FUENTE: Entrevista con el cardiólogo Ignacio Murga y con información del Smidt Heart Institute, Clínica Mayo, aarp.org.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar