Un cambio en los hábitos alimenticios, la eliminación de los químicos que se usan tanto en la limpieza del hogar como del aseo personal y la disminución al máximo los campos magnéticos alrededor del paciente podrían hacer la diferencia en el desarrollo de un niño que ha sido diagnosticado dentro del espectro autista. Es como volver a vivir como lo hacían nuestros abuelos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se considera que la incidencia de autismo a nivel mundial es de tres a seis niños de cada 1.000, existiendo cuatro veces más probabilidades de aparición en los varones que en las mujeres, sin distinción entre razas, nivel socioeconómico o área geográfica.

Te puede interesar

El doctor Javier José Hernández Covarrubias, otorrinolaringólogo, egresado de la Escuela de Medicina de la Universidad Anáhuac y con especialidad en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias de México, postgraduado en cirugía de oído en la Universidad de Burdeos, Francia, ha dedicado las últimas dos décadas de su vida al estudio de los múltiples factores que convergen en el tratamiento de pacientes con diagnóstico de autismo.

Para él, más allá del diagnóstico que etiquete al niño dentro de un nivel específico, lo más importante es la aplicación de una estrategia con el que hace una intervención integral para mejorar la calidad de vida de los pacientes con condición de autismo.

“Un ser humano está hecho de tres partes. Una parte biológica, una parte emocional y una parte espiritual. Los médicos solamente nos vamos a encargar de lo biológico. Hay una parte emocional que son todas las terapias que existen y eso lo maneja el psicólogo y está el lado espiritual que lo maneja cada familia. Desde el punto de vista biológico tenemos un plan el cual le he llamado el Plan de Salud”.

Explica que éste se adapta a cada niño como si fuese una camisa hecha a la medida, ya que va de acuerdo a cada caso, a la disposición de tiempo de los padres y a la capacidad económica que tengan para realizar los protocolos.

El plan es muy amplio, por lo que en conversación con DIARIO LAS AMÉRICAS escogimos hablar de los primeros pasos que deben dar las familias para ayudar al niño, joven o adulto, con esa condición.

Bajar la carga total

Explica el doctor Hernández Covarrubias, que cuando le llega un nuevo paciente con el diagnóstico, o con la presunción de que esté dentro del espectro, lo primero que hace es bajar la carga total (“total low”) dentro del principio de la medicina ambiental que habla de la cantidad de contaminantes que tiene un organismo.

“Lo primero qué vamos a hacer es que no entren más contaminantes en ese organismo y lo vamos a dividir en tres partes. Primero en hongos y micotoxinas, después químicos y metales pesados y por último campos electromagnéticos”.

Destaca que los hongos son necesarios para el planeta, pero a veces viven entre los seres humanos sin que se den cuenta. “Una humedad con edificio contiguo, o el agua que se condensa en los aires acondicionados es un medio ambiente ideal para que viva el hongo. Eso va a generar una alergia en aquellos pacientes susceptibles”.

Pero advierte que cuando existen estos hongos en casa, puede haber cepas que son más peligrosas porque producen micotoxinas que generan problemas cerebrales, inmunológicos y endocrinológicos. Explica que éstas imitan a las hormonas estrogénicas que son neurotóxico e inmunodepresores, por lo que estas micotoxinas son muy peligrosas y además no solo afectan al niño, sino al resto de la familia.

“El siguiente paso es eliminar los químicos, los antitranspirantes, las cremas de afeitar, las cremas de diente. Todas esas cosas que ahora están dentro del hogar y que pueden entrar en los chicos, inhalarlos, entrar por la piel o se lo puede comer”. Explica que los padres aprenden no solo a asear la casa de manera diferente, sino a utilizar en el niño y en toda la familia productos que estén libres de químicos.

“Son los productos que usaban nuestros abuelos. Cambiamos la manera de limpiar la casa, de bañar al chico, del asearle los dientes. Hacemos un oasis ecológico. Llegas a una casa donde está limpia y donde no hay químicos”·.

FotoDr.Javier3 8x10.jpg
Doctor Javier José Hernández Covarrubias, especialista en tratamientos para personas con condición de autismo.

Doctor Javier José Hernández Covarrubias, especialista en tratamientos para personas con condición de autismo.

Campos electromagnéticos

El doctor Hernández asegura que es necesario apartar al niño de las tablets, celulares, computadoras porque ya se sabe que hacen daño. “ Estos alteran los canales de calcio de las células. Las células tienen una membrana y tiene varios conectores. Y llegan las hormonas que son como llaves. Cuando tienes estos campos electromagnético estos sistemas no funcionan bien”.

Cura en la cocina

El doctor Hernández asegura que el siguiente paso es la cura en la cocina. “Lo primero que hacemos es que le quitamos los alimentos que inflaman como son lácteos y sus derivados, el trigo y los azúcares, en los adultos eliminamos el alcohol. Además los colorantes y saborizantes, que en su gran mayoría estos vienen del petróleo y aunque le parezca poco tienen un efecto mayor”.

Asegura que muchos de sus pacientes preguntan y qué comemos, lo que le da un indicativo que estos pacientes están comiendo muy mal, porque reducen sus dietas a los alimentos que le hacen daño.

El doctor Hernández abre completamente sus brazos para indicar cuánta cantidad de verduras hay que comer. Luego los va cerrando para señalar que en menor medida se deben comer frutas, nueces, granos y carnes, pero cada plan es personalizado de acuerdo a cada caso, ya que los seres humanos tienen especie de historia de alimentación particular y no todos los tipos de comidas les hacen bien o mal a todos.

Explica además que tratan las alergias, pero cuando ya se han quitado los lácteos, el trigo y las azúcares la mayoría de las alergias han desaparecido.

autismo actividades. jpg
Dibujar fue la primera actividad realizada mientras iban llegando los participantes.
Dibujar fue la primera actividad realizada mientras iban llegando los participantes.

Heces perfectas

El otro paso analizado por el doctor Hernández y su equipo son las heces de los pacientes. “Tenemos que ver que el niño tenga unas heces fecales perfectas. Nos basamos en una tabla de Bristol para verificar que las heces se unan, huela mal pero que no sea horrible. Que no tengan comida, ni mocos, ni arena, ni gusanos. Y vamos haciendo un calendario para que los papás recopilen esa información y así vamos viendo cómo va mejorando el sistema inmunológico sin tener que gastar diariamente en estudio. Las heces fecales es información de cómo está el paciente, de cómo va digiriendo y absorbiendo, haciendo neurotransmisores, haciendo vitaminas y apoyando tu sistema inmunológico”.

Resalta que este método que utiliza con su equipo es el resultado de los conocimientos que ha ido adquiriendo a lo largo de su carrera, en diferentes países para aprender sobre diferentes métodos y lo que ha leído en publicaciones científicas. Reconoce lo aprendido en LINCA, (Liga de Intervención Nutricional contra Autismo e Hiperactividad) de México y ahora ofrece una intervención integral al que él ha llamado Plan de Salud. “No le he puesto un nombre específico, porque la información no es de nadie, sino es de todos”.

Lo aplicado por el doctor Hernández es una propuesta que deja a un lado muchos de los fármacos que algunos especialistas recetan a pacientes con condición de autismo, por lo que estos planteamientos podrían encontrar una especie de muro que impida que se den a conocer. Pero los resultados favorables en pacientes que cumplen el plan hablan por sí solos.

El autismo se trata de muchas formas, hay muchas teorías, pero el regreso a lo natural, a lo saludable ha cambiado la vida de decenas de niños y adolescentes con la condición. Como el propio doctor Hernández Cobarruvias hay esperanza de que tengan calidad de vida.

Para contactar al médico se puede consultar http://www.faromedico.com/

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas