MIAMI.- La novela de romance juvenilA través de mi ventana, de la venezolana Ariana Godoy, nos adentra en el remolino de emociones —hormonas mediante— de unos adolescentes que se entregan en cuerpo y alma en una serie de aventuras. Después de triunfar en la plataforma Wattpad, la novela, ahora publicada por el sello Alfaguara de Penguin Random House (en su vigésima reimpresión desde 2019), siguió hasta Netflix con una película que ya promete dos entregas más.

Esta historia comienza a través de la ventana de Raquel, una adolescente que fantasea con su vecino Ares (guapo, con tatuajes, abdominales de impacto, cabello negro y ojos azules). Al principio, como en toda historia de romance, los jóvenes se llevarán mal, casi se odiarán, pero el deseo sexual hará que paulatinamente se vayan acercando a esas intimidades que evitan revelar en público. Lo que ocurre en detalle es una oleada de tropiezos y encuentros amorosos que tocará al lector descubrir. Y si le gusta lo que lee, hay más, pues esta novela es parte de la trilogía Hermanos Hidalgo.

Te puede interesar

Como adelanta la nota editorial, “Raquel lleva toda la vida loca por Ares, su atractivo y misterioso vecino. Lo observa sin ser vista desde su ventana y es que, muy a su pesar, no han intercambiado ni una triste palabra. Lo que Raquel no sabe es que eso está a punto de cambiar… Ares comenzará a cruzarse en su camino hasta en los lugares más inesperados y descubrirá que, en realidad, Raquel no es la niña inocente que creía. Ahora, Raquel tiene muy claro su objetivo: conseguir que Ares se enamore de ella. Por supuesto, no está dispuesta a perderlo todo por el camino, y mucho menos a sí misma…”

Raquel Mendoza tiene “una obsesión poco sana” con Ares, y la autora no duda en describir los encuentros sexuales con libertad y fiel a lo que la situación requiere. Por eso, el lector se topará con no pocos momentos subidos de temperatura, siempre con un tratamiento a tono con la historia. Es decir, no es solo poner escenas de sexo porque sí, porque son bonitas.

El lenguaje de la novela es sencillo, fácil de entender entre los jóvenes, que en muchos casos no suelen leer o tienen un vocabulario elemental, sobre todo basado en la terminología del mundo digital que impera por estos días.

Raquel encarna los deseos y expectativas que podrían tener muchos adolescentes que se lanzan al mundo con ímpetu y prueban nuevas sensaciones, saborean amores platónicos, disfrutan sus primeras fiestas, descubren las relaciones sexuales, experimentan el ardor del peligro, se escapan de casa, retan a sus padres y arman sus proyectos de futuro. Todo eso, y más, aparece en este relato de unas 400 páginas.

La novela está narrada en primera persona, desde el punto de vista —y desde la ventana— de Raquel, aunque en ocasiones Ares se roba la batuta y asume el papel de narrador para describir ciertas escenas. De este modo podemos ver dos ángulos distintos de una misma situación. Además, es una herramienta muy efectiva para ayudarnos a completar las aristas psicológicas de los personajes, ¿y qué mejor manera de entenderlos que adentrarnos en su cadena de pensamientos mientras describen las escenas?

En general, A través de mi ventana ofrece una lectura entretenida, que no exige al lector una participación demasiado profunda ni se intrinca en capas o subtramas infinitas. Aquí el punto central queda muy claro y los personajes que rodean a los protagonistas logran definirse de manera apropiada, de modo que no son un telón de fondo per se.

Un buen plan sería leer este libro y después ver la película para desmenuzar el trabajo de curaduría entre escritora, guionista (Eduard Sola) y director (Marçal Forés) al seleccionar los elementos de la novela que se llevaron a la gran pantalla. Vale mencionar que la autora es muy activa en redes sociales y suele leer los comentarios y sugerencias de sus lectores.

Además, la novela podría ser un regalo de padre a hijo, como una manera de incentivar la lectura en los jóvenes, que por estos tiempos se ven tan absorbidos por las pantallas y los mensajes de pocos caracteres.

Más sobre la autora

Ariana Godoy (Zulia, Venezuela, 1990) es una autora con una pasión por la lectura desde que era una niña. De pequeña, escribía un diario, pero le pareció aburrido, así que comenzó a agregarle monstruos y situaciones imaginarias. Así nació su primera historia. No fue hasta sus días universitarios que se animó a publicar sus historias en línea en la plataforma Wattpad.

Bajo el usuario Ariana_godoy ha publicado más de 20 historias en la plataforma y ha acumulado más de 745.000 lectores. Su primer libro en salir en papel fue Mi amor de Wattpad con la editorial Planeta en español, en las Filipinas con Pop fiction en inglés, y en Francia con Hachette Romans en francés.

Ariana sigue escribiendo todos los días desde su pequeño apartamento en Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Embed

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.91%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.69%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
23054 votos

Las Más Leídas