MIAMI.- Pocos confiaron en que un joven de apenas 24 años se lanzara al vacío que significa ponerse al frente de un club nocturno en Miami. Sin embargo, Fabio Díaz Vilela demostró que además de ser un empresario sagaz, le corre por las venas la pasión por el arte y la música. Como afirmó a DIARIO LAS AMÉRICAS, “sin esos ingredientes habría sido difícil llevar adelante este sueño”.

En la Calle Ocho de la histórica Pequeña Habana, en Miami, el club nocturno Hoy Como Ayer mantiene viva la etapa de oro de la música cubana en los años 50, de la bohemia habanera que muchos recuerdan con nostalgia como la Cuba hermosa que comenzaría a opacarse en los años 60.

Te puede interesar

“Hoy como ayer, yo te sigo queriendo, mi bien, con la misma pasión que sintió mi corazón cuando te vi junto al mar”, canta Benny Moré con su eterna voz, en una de sus interpretaciones más hondas y sentidas. Justamente esta canción, que vio Díaz Vilela en un disco agarrado al azar, lo inspiró cuando buscaba un nombre para el club.

Cuando salió de Cuba, con 19 años, Fabio quiso llevarse toda la isla, y la mejor manera que encontró de conservar esa cubanía fue a través de la música.

“Mi mamá, que tenía una relación con un preso político, me plantea que nos íbamos de Cuba y le dije que no. Mis razones eran mi abuela, mi padre y Cuba. Yo vivía frente al malecón de La Habana, y sabía que eso que veía al abrir mis ojos, ese mar y ese cielo, no lo vería en otro lugar. En ese mar y ese cielo están la música, la risa del cubano, las calles de Centro Habana, los solares. En un solar vi descargar a Moraima Secada, Omara Portuondo, Elena Burke. Y mi papá era director de programas de radio y televisión, así que crecí en ese ambiente. Todo eso nutrió mi amor por el arte”, recordó el cubano.

“Quiero que el público de Miami disfrute la esencia de Cuba”

Con muchos sueños cumplidos y otros por alcanzar, Díaz Vilela celebra los 20 años de una travesía musical que ha supuesto obstáculos, pero también le ha dejado muchas alegrías. Como asegura, la perseverancia ha sido su mejor arma.

“Las compositoras cubanas Las Diego me decían: ‘Tú no eres un empresario, eres un artista en potencia, porque para manejar todo lo que has hecho, eso lleva ese ángel de artista’. Todo depende del objetivo de un empresario, de la constancia. A veces la parte económica se va por encima de los objetivos espirituales. Y a mí me llena mucho el hecho de que los artistas se entreguen en el escenario”, afirmó Díaz Vilela.

Hoy Como Ayer es el espacio de excelentes artistas que defienden una tradición musical de valor, que ha trascendido varias generaciones entre historias cantadas, leyendas podría decirse, donde reinan los amores y no pocos engaños, la alegría de vivir y las sonoridades auténticas cubanas. Artistas como Mick Jagger, Prince, Madonna, Nicole Kidman, Jennifer López y Marc Anthony, han visitado este club.

Amaury Gutiérrez, Albita, Annia Linares, Mirtha Medina, Willy Chirino, además de otros artistas que no son cubanos, pero se han dedicado a hacer música cubana, como la India (de Puerto Rico), Sonia Silvestre (de República Dominicana), Sophy (de Puerto Rico), Marco Antonio Muñiz, entre otros, han subido al íntimo escenario de Hoy Como Ayer.

“Tuve un sueño que se hizo realidad, y era traer a Willy Chirino. Fue de esos días que me levanto y digo: ‘voy a tocar esa puerta’, y cuando lo llamé me dijo: ‘estaba esperando esta llamada’. Oscar de León es otro sueño que espero se haga realidad”, resaltó.

Una de las agrupaciones habituales en el club es Los 3 de La Habana. Germán Pinelli, uno de sus integrantes, recuerda que la primera vez que se presentaron en ese escenario “fue alrededor del 2010”.

“Nosotros llegamos a EEUU en 2007, pero desde Cuba nos dijeron: ‘El día que ustedes puedan llegar por Miami, hay un espacio que a ustedes les vendría de maravilla, que se llama Hoy Como Ayer’. Y por esas cosas de la vida, que da sus vueltas, hemos terminado tocando allí”, dijo Pinelli.

“Pienso que es un espacio importantísimo para la ciudad de Miami, al que se le debería dar más apoyo. Tiene un valor cultural, defiende la cultura cubana, donde los artistas, no solo músicos, podemos exponer lo que hacemos”, agregó.

En este sentido, Díaz Vilela declaró que “la relación que establecemos es de familia, sobre todo, con los artistas habituales. Y ellos, precisamente por la sensibilidad que tienen, se ganan tanto el cariño nuestro como el del público”.

Por su parte, el cantautor cubano Amaury Gutiérrez, ganador del Latin Grammy, contó que la primera vez que cantó en Hoy Como Ayer “fue a principios de 2004, y desde entonces estuve cantando todos los viernes, lleno, y actualmente canto una vez al mes”.

“Mantenerlo es importante porque es, dentro de los EEUU, parte fundamental de Cuba y también para la comunidad latina de Miami, porque se presentan no solo artistas cubanos. Es parte esencial de ese fenómeno cultural latino en Miami”, añadió Gutiérrez.

Además, este club abre sus puertas a otras expresiones artísticas. “En estos años se han hecho alrededor de 17 obras de teatro, exposiciones de fotografía, de pintura, hasta un fragmento del Lago de los Cisnes”, dijo Díaz Vilela.

Esta especie de museo musical es un tesoro de la ciudad y un espacio de lujo para que las nuevas generaciones se acerquen a la música que hizo bailar y llorar a sus padres y abuelos. A la intimidad de este club llega cada noche el público de Miami y turistas que buscan encontrarse con la bohemia habanera. Además, para los amantes de la culinaria tradicional cubana y de la mesa española, este club ofrece desde lechón asado, pasando por el tamal en hoja y la croqueta, hasta la tortilla española de la abuela.

“Quiero que el público de Miami disfrute la esencia de Cuba”, declaró el empresario. Y justamente entrar a este club es una experiencia completa. Hoy Como Ayer tiene esa magia de isla musical erosionada por el mar. El olor a historia inunda cada rincón. En las paredes nos observan, desde otro siglo, los grandes Benny Moré, Celia Cruz, Olga Guillot, Elena Burke, entre otros.

Hay una especie de ritual compartido entre el presente y el pasado cuando uno se sienta a tomar un coctel y tararea los clásicos del feeling cubano junto al grupo musical. Pocas veces y en no muchos sitios se puede ser tan privilegiado.

A los jóvenes que, como él hizo, se aventuran en nuevos proyectos, Fabio Díaz Vilela aconseja “recordar que hubo alguien antes que nosotros, que hizo algo parecido, mejor o peor, y nos debemos alimentar de ese pasado. Nuestras raíces nos dan fuerza y alimentación, ya sea espiritual, de conocimiento, para seguir adelante. Mirar atrás no es retroceder, es buscar fuerza para seguir adelante. Casi siempre, en los grandes proyectos, hay una visita al pasado”.

Un 4 de mayo, hace 20 años, comenzó esta travesía. Para celebrarlo, el sábado 20 de abril habrá una gala en el Teatro Manuel Artime, en la que se presentarán Lena y Malena Burke, Mirtha Medina, Los 3 de La Habana, Amaury Gutiérrez, Marisela Verena, Annia Linares, Noelia Zanon, entre otros.

“20 años no es nada, dice la canción, pero sí lo son”, concluyó Díaz Vilela.

Para más información sobre el programa de Hoy Como Ayer, visite www.hoycomoayer.us.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas