Sofía Imber: el legado, es una exhibición bajo la curaduría de María Luz Cárdenas centrada en las contribuciones esenciales de esta gran venezolana, Sofía Imber, al ingreso de la modernidad en Venezuela, al periodismo y el desarrollo institucional de la cultura en América Latina. Los ideales y valores que la inspiraron en su trabajo, así como la fortaleza en la lucha por la libertad y la democracia, hacen de ella una personalidad excepcional.

El evento que se celebrará desde el 6 al 9 de diciembre , en el marco de Pinta Art Fair –una de las ferias de arte más importantes de la ciudad de Miami– se mostrará una exhibición especial para honrar a esta importante venezolana.

El recorrido expositivo señala, en primer lugar, la calidad de las obras de su Colección vinculadas con la producción de artistas fundamentales del siglo XX; en segundo lugar, sus contribuciones al periodismo televisivo y editorial y, en tercer lugar, la creación y crecimiento del Museo de Arte Contemporáneo Sofía Imber y la presentación del museo online www.MACSI.org proyecto de la Fundación Arts Connection de Miami.

La labor de Sofía Imber es notable en la promoción del arte moderno en Venezuela, especialmente por el contacto que llevo a cabo entre artistas que han sido fundamentales en la historia de arte y posteriormente en la formación de colecciones y proyección de artistas como Jesús Soto, Auguste Herbin, Victor Vasarely, Fernand Léger y Alejandro Otero, entre otros.

“El importantísimo número de mis obras en Venezuela tiene una relación muy estrecha con Sofía Imber. Un mural mío llamado Sophia en la Ciudad Universitaria es un reconocimiento que quise rendirle a su capacidad promotora de las artes, que se reflejó posteriormente en ese gran Museo de Arte Contemporáneo”. Victor Vasarely.

En el Periodismo, sus invalorables contribuciones incluyen la participación en el equipo fundador de la Revista CAL (Crítica, Arte, Literatura), el Programa Buenos Días y la conducción de las Páginas Culturales de El Universal. La revista CAL, en los años sesenta, conjugó la última vanguardia literaria y artística venezolana en su más elevado despliegue estético. CAL es legendaria, sus influencias aún quedan por determinar.

Fue una experiencia completa de integración de las artes y el pensamiento, obra de un equipo formado por Sofía Imber, el escritor Guillermo Meneses y el diseñado Nedo, bajo la producción Hans Neumann.

Con la creación y desarrollo del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, los aportes de Sofía Imber saltan las escalas. En 1972, cuando fue convocada por el Centro Simón Bolívar para el funcionamiento de una “sala de exposiciones”, ella se determinó a proporcionar a Venezuela una institución museística al nivel de las mejores del planeta.

Con el Museo se cambió la visión institucional en el país. Esto significaba trabajar por la cultura como nunca antes se había trabajado en Venezuela. El Museo de Sofía se convirtió en un paradigma de museo abierto, pionero en programas sociales, vinculando la institución con las comunidades participativas.

En represalia por haber sumado su voz a las de otros notables demócratas venezolanos como firmante en un documento contra el antisemitismo, el Gobierno tomó la decisión de eliminar su nombre del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imber que ella fundara y convirtiera en una de las instituciones culturales más importantes y respetadas de América Latina.

La Colección del MACSI es legendaria, sus aristas de sentido, infinitas lecturas posibles, comportamiento, relaciones entre las obras y calidad de las mismas la convierten en un proceso inagotable y, también, diferente al de las colecciones de los museos normales.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la construcción del estadio de fútbol con un complejo comercial de David Beckham en Miami traerá mayores beneficios a la ciudad?

Las Más Leídas