MIAMI.-LUIS LEONEL LEÓN 
@luisleonelleon

A Alina Polo le gustaría ser Spiderman. “Aunque sea por un día”, afirma con una risa seria. Un sueño poco usual entre los músicos, que por lo general se sienten más identificados con otro tipo de ídolos, tal vez más musicales. Ella prefiere ser un súper héroe “para hacer el bien, para ayudar y hacer feliz a la gente, que es lo que de algún modo, más sencillo e intimista, trato de hacer con mis canciones”, manifestó a DIARIO LAS AMÉRICAS, en una entrevista a propósito de un concierto que ofrecerá este viernes a las 9:00 pm, en CubaOcho (Museum and Performing Art Center) en La Pequeña Habana.

Alina Polo es una cantautora 100% de Miami. Aunque nació en Cuba, aterrizó en la Capital del Sol cuando apenas era una bebita. Fue aquí donde se educó, entre dos lenguas y dos culturas, que al final son una: una explosiva mezcla. Y aquí se forjó su amor por las artes, en especial por la música.

Te puede interesar

“La música es mi vida, a través de ella interpreto la realidad y dialogo con el mundo, y conmigo misma”, comentó. De ahí nace uno de sus mayores deseos: que la música sea una clase obligatoria en todos los colegios.

Desde pequeña, Alina comenzó cantando a dúo las canciones que componía su hermana, Ana María Polo. Por entonces ninguna imaginaba que Ana se convertiría en una de las mujeres más exitosas de la comunidad latina en Estados Unidos, gracias a su famoso show de televisión Caso Cerrado, que transmite varias veces al día la cadena nacional Telemundo.

“Aún seguimos cantando juntas. A las dos nos encanta la música y nos divertimos mucho haciendo dúos cada vez que tenemos tiempo”, reveló.

Un buen día, sin proponérselo, sin darse cuenta, Alina comenzó a componer. Según cuenta, hacer canciones fue un descubrimiento que le tomó tiempo concientizar, algo que aún no se propone realizar como una meta, ni siquiera como un oficio

“Yo nunca me he sentado a escribir una canción. Siempre que he compuesto ha sido por pura inspiración, algo así como instantáneo”, reveló.

Alina se autodefine como “una persona sensible, con un alto concepto del respeto y obligación hacia la humanidad. No soy ni me creo ni deseo que la gente me vea como la Madre Teresa de Calcuta, pero sí siento que la felicidad radica en hacer feliz al otro. El egoísmo me repugna, y por eso siempre trato de brindar mi mano y entregar mi corazón. A veces me hieren, pero jamás dejo de ser lo que quiero ser y soy” expresó.

“Mi sueño siempre ha sido crear música para el cine, componer toda la música para una película romántica, o de espionaje. Muchas ideas en torno a esa experiencia me rondan. Yo consumo mucha música, pero me encanta comprarle sus discos a los músicos independientes, esos que ruedan por las calles y que tienen un encanto particular, que me seduce”, añadió la cantautora, que se siente identificada con la obra de Lara Fabian, Rosario Flores y Jessie & Joy.

La noche, que ha diseñado para este viernes en CubaOcho, será diversa y a la vez muy íntima.

“Habrá un poquito de todo. Será una fiesta, donde no faltará el romanticismo, pero lo que queremos es hacer una tremenda fiesta, para divertirnos nosotros, mis músicos y yo, y por supuesto para que todos los que asistan la pasen de maravilla. Les garantizo buena música y un ambiente agradable para pasarla bien”, aseguró.

Cuando Alina escribe, lo que más suele inspirarle son las relaciones humanas.

“Los comportamientos del ser humano son las cosas que más me inspiran. En mis letras siempre están presentes el amor, la amistad, cómo nos comportamos y nos relacionamos a diario. Algo que me preocupa mucho es nuestra mala comunicación y cómo nos tratamos los seres humanos”, precisó.

Aunque la inspiración es el motor principal de sus canciones, la cantautora dice creer mucho en el trabajo diario.

“La inspiración llega de pronto, me sorprende, y yo me dejo llevar por ella, pero luego viene algo muy importante: el trabajo diario. Sin el trabajo, la inspiración no puede llegar a buen puerto”, alertó.

Aunque cuenta con una larga lista de canciones, confiesa que disfruta mucho cantar canciones de otros autores.

“Hay tantas canciones bellas que no se escuchan, que se desconocen o que se escuchan muy poco, y que vale la pena rescatar y presentar al público. Y es algo que justamente haremos en el concierto: además de mis canciones cantaremos algunas de Francesca Ancarola, Rosario Flores, Ketama, Jacques Brel, Etta James. Temas que siempre me acompañan y que quiero compartir con quienes me concedan el placer de cantárselas este viernes en CubaOcho”.

Que la luna te acompañe es una canción que compuso hace ya algunos años, y que casi nunca suele dejar fuera en sus presentaciones.

“Siento una especial relación con ella. Hay como un imán entre esa canción y yo. Tal vez porque su letra habla de amar incondicionalmente, y yo sigo creyendo infinitamente en el amor, y me gusta transmitirle ese sentimiento al público, y a la gente también le gusta mucho”.

Hoy día la música urbana seduce a las multitudes latinas desde la radio, televisión, las plataformas digitales, inunda las discotecas y clubs. Está en todas partes. Para la cantautora: “el reguetón es una forma musical para que la gente se divierta, y puede ser melódico, divertido y hasta atrevido, pero como música no le doy mucho valor”, expresó.

“Me parece que las personas que de verdad aprecian la música, la buscan en otras partes y no escuchan mucho lo que la radio suele poner una y otra vez. Pero la verdad, como estamos tan bombardeados por los medios de comunicación, a veces no nos queda más remedio que tragárnoslo. Pero siempre hay otros caminos. Para los que tengan oídos más refinados, a través del Internet se encuentra muy buena música. Y ese es mi consejo: buscar buena música para no contaminarse. Puede ser el primer paso para la desintoxicación. Necesitamos promover más la música y la cultura, y seguir utilizando espacios en el Internet para sacar a la luz artistas independientes, es algo muy importante”.

En el concierto de este viernes, Alina estará acompañada de cinco excelentes instrumentistas.

“Todos son residentes en Miami, y de los cuales me siento absolutamente orgullosa, pues todos son de primera línea, son geniales y nos queremos como una familia. En la guitarra tengo a Rey Ríos, en el bajo a Michelle “Gato” Hernández, Henry Aluicio en los teclados, Franklin “Kaki” Ramos en la percusión, y en la batería Ernesto Rodríguez. No puedo quejarme. Les prometo una noche diferente, una fiesta para pasarla bien con talentosos músicos, con mis composiciones y con covers que me complacen y que les van a gustar, en una deliciosa mezcla de español, francés e inglés”.

Alina Polo se presenta el viernes 18 de marzo, a las 9 pm, en CubaOcho (Museum and Performing Art Center) en La Pequeña Habana. 1465 SW 8th Street, Suite 106 Miami, FL 33135. Telf. (305) 285-5880.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas