MIAMI.-Con una magistral interpretación de algunos de los éxitos más reconocidos de Édith Piaf, la obra que presenta la venezolana Mariaca Semprún recorre los pasajes más conmovedores de la abrumadora vida de la cantante francesa, que conquistó al mundo en la década del 50.

¨Piaf asomó su rostro en el Marica¨, dijo el periodista Leonardo Padrón, escritor de la pieza, y su juicio ha sido confirmado por los casi 50 mil espectadores que han ovacionado de pie a Semprún, y han agradecido el aporte de la obra a la memoria histórica y el merecido homenaje a la leyenda de la música.

“Aprendí de Piaf que sobre el escenario hay que entregarse por completo. Es una lección que aplico siempre, porque nunca se sabe cuál va a ser la última función. También me enseñó a disfrutar el arte como terapia, y a ver el escenario como una tabla de salvación”, reveló Semprún en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS.

En su regreso a Miami, Piaf, voz y delirio logró abarrotar el Colony Theatre de Miami Beach, de un público que aplaudió de pie los clásicos interpretados por Mariaca en francés, inglés y español.

“Es un espectáculo trilingüe, pero con interpretaciones en francés de todas sus canciones. El álbum que preparamos tiene 23 éxitos y La vie en rose [La vida en rosa], por ejemplo, la canto en estos tres idiomas”, señaló Semprún sobre el material, que también contiene escenas de la obra.

También destacó la orquesta, dirigida por Hildemaro Álvarez, que durante toda la pieza se lució con sus impecables arreglos e intervenciones, que empoderaron cada actuación de la artista que reflejó los hitos más importantes de la vida de Piaf, marcados por la pobreza, la muerte, la riqueza, y una entrega absoluta público.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario