jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

GRANADA.- En el sur de España está Andalucía con sus llanuras rematadas por alturas y el mar Mediterráneo, donde el horizonte es compartido por el esplendor de inmensos campos de olivos y el encanto de blancos pueblos que parecen colgar de las alturas.

Te puede interesar

Una treintena de villas bien cuidadas, blancas y coloridas, conforman Las Alpujarras, con sus quesos, jamones y aceites que perduran en el paladar, a lo largo de una red de carreteras y caminos que transcurre por el macizo montañoso Sierra Nevada.

El inmenso espacio, que luce sus empinadas montañas a lo largo de 90 kilómetros entre Almería y Granada, es compartido por cientos de senderos, especies vegetales endémicas y animales propios del lugar.

Sembrado de las pequeñas poblaciones, donde el clima es siempre fresco y su gente sonríe perennemente, vale mencionar la compañía del amigo malagueño Antonio, quien tuvo a bien llevarnos por esos caminos.

Federica, que nació en Alemania y vivió en Turquía y otras geografías, se instaló en Laujal de Andarax, un pequeño pueblo a 918 metros de altitud, hace una veintena de años y hoy es guía de senderos para la cooperativa Al-Mihras Turismo Activo.

“Subiremos al menos hasta la ladera y luego al canal de la antigua hidroeléctrica”, indicó la guía, mientras mostraba el camino que corre a lo largo de precipicios a más de 1.100 metros de altitud, lleno de pasadizos y miradores rodeados de bosques de pinos, encinas y castaños.

En el mirador Era de Chillo, donde antes los agricultores trillaban el trigo, para separar la paja del fruto, la vista panorámica enaltece los sentidos. Cuesta abajo, por donde transcurre la quebrada que antes fue río, salpican los colores amarillos y verdes pálidos que llegan al horizonte.

En el pueblo, donde la población no alcanza las 2.000 personas, resalta la acogedora simpleza de sus construcciones, algunas de ellas destacadas por el paso de musulmanes y cristianos en siglos pasados.

Para comer y pernoctar hay muy buenos locales disponibles, y entre ellos destaca Hotel Almirez, cuyo restaurante es recomendado por expertos de la gastronomía, con productos frescos de la comarca y buen vino ecológico.

Más pueblos

La red de carreteras y caminos, con sus empalmes y puentes, continúa bordeando el macizo montañoso, a medida que se acerca a más pueblos y barrancos.

Desde la autovía A-348, donde el horizonte vuelve a enaltecer los sentidos, se percibe a Torvizcón, colgado en una cima, con sus fachadas blancas y la torre que anuncia la iglesia de estilo mudéjar, dedicada a Nuestra Señora del Rosario, construida con anterioridad a 1530.

En Torvizcón, durante todo el año, el pueblo da de comer a una pareja de cerdos que andan sueltos en las calles y son rifados el día de San Antón, el sábado posterior al 17 de enero.

De hecho, de Las Alpujarras es el famoso jamón serrano alpujarreño, que en su mayoría es hecho de cerdo blanco, sobre todo el de la comarca de Trevélez, sin aditivos ni conservantes, siendo sus únicos ingredientes la carne, la sal y el clima de las cumbres de Sierra Nevada.

Lorca

Lajarón, como muchos otros pueblos de la provincia de Granada, se hace eco de las visitas de Federico García Lorca (1898-1936) y guarda en el Hotel España un rincón, con imagen y piano, que recuerda las tertulias que el poeta y dramaturgo protagonizó. Allí, en ese rincón, suelen reunirse escritores para leer sus textos.

Lola, que ha vivido toda su vida en Lajarón y atiende las mesas del restaurante y terraza Balcón de Lorca, no para de sonreír mientras atiende con esmero y mucha gracia andaluza.

“Ay, mi alma, te pongo lo que me pidas”, contestó al pedido de un café con poca leche y nada de azúcar.

Bajando

Cuesta abajo, donde grandes estanques de agua que llaman pantanos guardan el preciado líquido, está el hotel y bodega Señorío de Nevada, en el que la tarde transcurre entre buen comer y catas de vinos, y el amanecer vislumbra la vista con viñedos y cumbres del lugar.

Descendiendo aún más, desde donde el paisaje parece divisar la tenue sombra del mar Mediterráneo, el panorama vuelve a sorprender con carreteras que se abren paso entre rocas y cultivos que hablan de la grandeza de quienes habitan en esos parajes.

¿Cómo llegar?

A Granada o Almería se llega por tren o carretera, siendo Madrid el mejor punto de conexión, a donde puede llegar desde Miami en avión con Iberia, American Airlines o Air Europa. Otras ciudades de Norteamérica ofrecen igualmente vuelos regulares a la capital española.

Si porta un pasaporte estadounidense no necesita obtener visa española, pero si viaja con el documento de otro origen comuníquese primero con la oficina consular española para obtener información adecuada.

Acorde a las normas sanitarias existentes, tras el paso de la pandemia de coronavirus, es necesario estar vacunado o someterse a una prueba de COVID al menos 72 horas antes de viajar y comunicarlo al Gobierno español, vía spth.gob.es en Internet, para obtener el permiso QR correspondiente.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.3%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65122 votos

Las Más Leídas