En su más reciente publicación la presentadora puertorriqueña reveló cómo fue el proceso que vivió para renunciar a Univision y unirse a la competencia: Telemundo.

Te puede interesar

"Como periodista es fundamental ser discreto, proteger fuentes y saber guardar ciertas informaciones. Tengo ese entrenamiento. En adición a eso, me tocó aprender la importancia de guardar secretos muy temprano en la vida... gracias a una metida de pata", se lee en las primeras líneas del artículo.

María Celeste Arrarás cuenta que, luego de trabajar por varios años para Univisión, en 2002 decidió cambiar de rumbo profesional.

"En el 2002, decidí no renovar mi contrato con Univisión, la cadena para la que había trabajado por tantos años, y comencé a negociar con su rival, Telemundo. Por razones estratégicas, nadie podía saber que estábamos considerando lanzar un nuevo programa que no solo competiría directamente con mi antiguo show, sino que también reemplazaría el programa que Telemundo tenía en ese mismo horario. No queríamos alertar a Univisión para no darle tiempo a reaccionar y, además, queríamos asegurarnos de que la transición interna en Telemundo fuera lo menos complicada posible", recordó la boricua de 61 años de edad.

Arrarás no solo se mantuvo bajo perfil en sus negociaciones, sino que además optó por usar un nombre secreto: Diane. Estrategias que dieron sus frutos y que la llevaron a estar por 18 años en Telemundo.

"Mis reuniones clandestinas con los dos ejecutivos más importantes de Telemundo y mi agente artístico tenían lugar en mi casa y en suites de hotel para no ser vistos. Ya me imagino lo que la gente hubiese pensado al verme entrar en los cuartos hablando con ellos en voz baja y actuando con tanto misterio. Para mantener la confidencialidad, los dos ejecutivos me dieron un nombre secreto: Diane. Ellos les decían a sus jefes de la cadena NBC que yo era la Diane Sawyer de la televisión hispana y que contratarme sería un gran acierto, equivalente a que NBC se llevara a esa famosa periodista de la cadena ABC... Los ejecutivos de Telemundo estaban impresionados con lo discreta que yo era", dijo.

"El plan funcionó. Nadie se enteró de nada hasta que nosotros decidimos que había llegado el momento. El 10 de abril de 2002 hicimos el anuncio oficial en un lujoso hotel de Miami, en un salón lleno de periodistas de todo Estados Unidos y Latinoamérica", añadió.

Con este anécdota, María Celeste Arrarás aprovechó la ocasión para dejar un mensaje reflexivo: "A veces caemos en la tentación de compartir con los demás lo que guardamos celosamente en nuestro corazón, pero es importante aprender cuándo es preferible callar. Guardar en secreto nuestros más íntimos sueños no garantiza que se harán realidad. Pero sin duda, aumenta la posibilidad de que logren materializarse", finalizó la periodista ganadora de varios Emmys.

FUENTE: REDACCIÓN
 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.92%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.71%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.37%
12644 votos

Las Más Leídas