MIAMI.-Luego de un intento fallido, Valeria Uzcátegui no desistió y logró coronarse Miss Carnaval Miami 2020.

A la joven venezolana la experiencia de haber participado anteriormente en el certamen le sirvió para solidarizarse con la causa de los Kiwanis de la Pequeña Habana. Y, una vez que vio de cerca la labor de esa organización sin fines de lucro, se propuso conquistar la corona para continuar contribuyendo a esa misión altruista.

Te puede interesar

“Yo participé el año pasado en Miss Carnaval Miami, quedé como tercera finalista y pude trabajar con los Kiwanis de la Pequeña Habana y ver todo lo que ellos hacen para servir a la comunidad ayudando a los niños. Y eso me fascinó. Por eso decidí volver, ponerme el reto de trabajar duro por lo que quería y lo logré”, expresó Valeria Uzcátegui a DIARIO LAS AMÉRICAS.

“Creo que voy a crecer como persona, podré exponerme ante un público, ante el mundo con valores y principios, sobre todo, tendré la oportunidad de participar en el Miss Florida USA y representar a los Kiwanis de la Pequeña Habana como Miss Carnaval Miami 2020”, agregó sobre lo que significa haber sido coronada.

Con apenas 17 años, Valeria sabe lo que quiere y ser un ejemplo de perseverancia es una de sus aspiraciones.

“Me gustaría ser ese ejemplo para los niños de que cuando uno se propone algo lo puede lograr, y darles esa motivación de que hoy en día no importa de dónde vengamos, ni la raza ni la edad, o sea, no hay barrera que nos detenga para lograr nuestros sueños”, expuso.

Para la nueva reina del Carnaval Miami, cuidar de la niñez y la educación es fundamental, por eso se identifica con el propósito de la organización que representará durante un año.

“Quiero estudiar medicina, ser cirujana pediatra; me imagino trabajando con niños porque creo que son la luz; me parece increíble poder trabajar con ellos. Ahora estoy tomando clases de biología y me fascina”, indicó.

También desea entender mejor el comportamiento humano para poder extender una mano a quienes necesiten ayuda.

“Me gustaría tomar clases de psicología, clases de life coaching para ayudar a la gente a mi alrededor”, contó.

Parte de las funciones como uno de los principales rostros del Carnaval de Miami es asistir a las actividades que conforman la programación de esos festejos, que cada año atraen a un sinfín de espectadores, además de participar en recaudaciones de fondos.

“También tenemos campamentos de verano, repartimos útiles escolares para el regreso a clases, entregamos juguetes durante la Navidad y hacemos galas para recaudar fondos para poder ofrecer becas a los niños menos afortunados”, agregó sobre la labor que realiza el Club de los Kiwanis de la Pequeña Habana.

Pero la educación no es la única causa que Valeria defiende, la joven fundó junto a dos compañeras su propia fundación sin fines de lucro para ayudar a los desamparados.

“Nos unimos y creamos un grupo que se llama Illuminate, salimos y damos comida, bebida, además de artículos de primera necesidad como cepillos de diente y libros motivacionales para que puedan echar para adelante”, contó la joven, quien cursa sus estudios preuniversitarios en Ronald Reagan Senior High, en Doral.

“Un día estaba con mi amiga, agradecidas por todo lo que tenemos. Y eso nos hizo pensar en ayudar a otros que no tienen las mismas oportunidades. Así inició todo, conversamos sobre lo que queríamos hacer, cómo lo que queríamos hacer. El colegio nos ha ayudado mucho a hacer recaudaciones, nos donan las cosas para luego nosotras entregárselas a los desamparados”, agregó.

Para materializar ese proyecto altruista las estudiantes necesitaron el apoyo de sus padres.

“Empecé el proceso el año pasado y todo tardó aproximadamente siete meses el poder hacer todo. Hicimos una cuenta de GoFundMe y así recaudamos fondos. Nuestros padres nos ayudaron, porque siendo memores de edad la fundación no podía estar a nuestro nombre, nosotras somos las vicepresidentas”.

Aunque nació en Tampa, Florida, Valeria Uzcátegui es muy arraigada a la cultura venezolana. Su familia llegó a EEUU hace unos 18 años cuando su madre la cargaba en su vientre.

“Me siento 100 por ciento venezolana, como comida venezolana, hablo como venezolana, vivo en Doral que le dicen Doralzuela. Todas mis amigas son venezolanas, me crie con esa sazón latino y ese corazón hermoso que tienen las mujeres hispanas, además, con esa fuerza de venir a un país y enfrentar las dificultades”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas