Stan Lee, guionista, editor y padre de Spiderman (entre otros superhéroes), demandó por la suma de 1.000 millones de dólares a su ex empresa POW! Entertainment por haberse intentado aprovechar de él debido a su elevada edad.

El fundador del imperio Marvel, quien tiene 95 años de edad, expresó su desacuerdo con las condiciones bajo las cuales firmó la venta de su empresa a una firma china.

El nonagenario sostiene que no se le revelaron los detalles de esa venta, especialmente el hecho de que el comprador era chino. En su defensa señala que padece de degeneración macular (una enfermedad en que la persona pierde la visión poco a poco) y que por lo tanto no pudo ver esas cláusulas al momento de firmar el documento.

Asimismo denuncia que POW! haya tomado el control de sus cuentas personales en las redes sociales –Facebook, Instagram y Twitter- que cuentan con 15 millones de seguidores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estaría usted de acuerdo con pagar 60 o 100 dólares más al año de impuesto a la propiedad en Miami-Dade para aumentar el salario de los maestros hasta 20%?

Las Más Leídas