Al momento de escribir este artículo, una persona entre millones de compatriotas está en la vertiente de su vida cumpliendo un nuevo aniversario de su nacimiento. Vida que han pretendido truncar con la represión y prisión en contra de su claridad de trabajo y  lucha por querer una mejor Venezuela. Una Venezuela que esté signada por la garantía de los derechos humanos, que conforme un estado totalmente soberano y democrático; un país con paz, bienestar y progreso para su gente sin distingo de clase, raza, color o condición social alguna.

Es precisamente esa opresión producto de un régimen totalitario, que pretendiendo prevalecer de manera hegemónica y mediante la imposición de un sistema históricamente fracasado, ha truncado la esperanza de un pueblo, que si en realidad se encuentra polarizado en su manifestación política e ideológica, no menos es cierto que esta parcialización favorecedora del régimen en absoluta minoría, ha estado viciada por la manipulación, el clientelismo y el engaño populista, que en los inicios enmascaró sus verdaderas intenciones totalitarias y con el transcurso del tiempo fue desdibujando y manifestando su verdadero cariz sectarista, segregacionista y excluyente en contra de la conciencia disidente de tales apetencias hegemónicas, derivado de la  conexión con los cimientos del totalitario régimen comunista de América.

Te puede interesar

Está cumpliendo un nuevo año de vida un hermano venezolano, que sabiendo interpretar junto a la mayoría poblacional esta caracterización de la situación del país, está preso de conciencia bajo un sistema de justicia en las manos equivocas de personeros con ilegitimidad de origen y definida actitud delictiva. Personeros que no dan muestras de avizorar por la vía constitucional la deposición de sus pretensiones hegemónicas, superponiéndose contra los derechos humanos y del reclamo que al respeto de ellos le hacen las instancias internacionales, acrecentando su accionar represivo y destructivo del país. De esta manera mantienen decenas de presos y procesados políticos, en su mayoría jóvenes estudiantes. Igual dan continuidad a persecuciones que terminan en desapariciones forzosas, secuestros, torturas y hasta han cobrado la vida de algunos en los últimos meses. Persecución que por igual lleva al exilio obligado a quienes disienten contra este régimen.

Leopoldo tu cumpleaños se traduce hoy en la libertad del país y su gente, por quien asumiste con valentía tus acciones de cara al sol desde aquella esculpida de Martí y con tricolor en mano sobre esa cúspide, enfrentaste al régimen con un real sentimiento de lucha y sacrificio de tu propia libertad. Tu liderazgo expresa en palabras la voluntad y anhelo de cambio de ese pueblo, que disidente o manipulado, hoy sufre por igual la mayor penuria de unas condiciones sociales históricas, cada vez más deplorables y humillantes de su nobleza y dignidad. El canje pretendido del régimen solo puede ser concebido desde tu profundo sentir por la libertad de nuestra Venezuela, jamás perder la dignidad ante tal vil pretensión producto del miedo y la derrota que lleva como vestido su conducta ignominia.

Tu cumpleaños es el cumplimiento de la lucha, de la irreverencia ante la falsa justicia de este régimen, es el cumplimiento del deber ciudadano ante lo que por naturaleza promulga nuestra creación humana y se manifiesta nuestro carácter social, correspondiéndole por derecho lo que la sociedad dictamina para el bien común. Es el cumplimiento de la historia que hace prevalecer el lado correcto, en el marco de hacer resistencia ante el vasallo del régimen castrocomunista que impera, al que vuestras acciones y actitud libertaria junto a todos los presos de conciencia que te acompañan, están llevándolo al ocaso de sus tiempos. Es el cumplimiento del despertar y la agitación de la conciencia ciudadana que sueña con un nuevo amanecer con plenitud de sus libertades.

¡Vamos Leopoldo! Vamos con Venezuela hermano. Vamos con quien de manera firme e íntegra asumen con absoluta claridad lo que enfrentamos y a favor de quienes nos debemos con absoluta responsabilidad en nuestro tiempo. Sé que gozas del mayor entusiasmo con la suficiente fuerza moral y gran fe en la causa que llevas contigo para ver el logro, que paso a paso construimos para una mejor Venezuela. No podemos ceder en nuestra justa irreverencia, no podemos ceder en nuestros principios, no podemos ceder en el valor de nuestros desprendimientos y sacrificios, no podemos ceder ante la fatiga que nos quiere llevar al cansancio, no podemos ceder en la razón que nos ocupa y que obedece al grito de millones de venezolanos.

Este cumpleaños mira hacia la cumbre como el águila que eres para alcanzarla. En tus alas está un pueblo que te apoya en agitarlas hasta lograr su cúspide y puedas un día volver donde Martí a expresar tu palabra ante ese pueblo… ¡Valió la pena por Venezuela! Así lo sentirán y vivirán tu padre Leopoldo con su magnánimo representar de los padres de férrea dignidad. Tu madre Antonieta con su sabia e íntegra sobriedad que vive un dolor jamás esperado y lleva también las dolidas madres que sufren tal penuria. Tu esposa Lilian, infatigable luchadora junto a tu hermana Diana y quienes siempre te acompañan. Tus amados y anhelados hijos Manuela y Leopoldo, tendrán el presente y futuro en una Venezuela Libre y Democrática por la que luchas. Dios contigo hermano.

 

Antonio Rivero G.

@antonioriverog

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas