REDACCIÓN.- La selección argentina se ha clasificado para la final del Mundial de China tras apabullar en semifinales a Francia (80-66) con otra actuación antológica de Luis Scola (28 puntos y 13 rebotes) para pelear el próximo domingo contra España por el oro en el Wukesong Sport Arena de Pekín.

A sus 39 años, Scola cumplió su enésimo servicio a la albiceleste y lideró otra actuación rotunda de su selección en suelo chino. Campeona en el Mundial inaugural de 1950 y subcampeona en 2002 ante Yugoslavia, Argentina tendrá otra oportunidad de ser la mejor selección del planeta.

Te puede interesar

Se ha ganado esa oportunidad tras un Mundial redondo en el que ha ganado todos su partidos con relativa holgura. De hecho, su victoria menos amplia fue por ocho puntos ante Rusia (69-61). Muy superior a Serbia y Francia en las eliminatorias, ya se ha asegurado su tercera medalla mundial.

De hecho, el equipo del 'Oveja' Hernández ganó los parciales en todos los cuartos del partido ante el equipo francés, que acusó la factura física y mental de cuartos de final, donde protagonizó la gran sorpresa del campeonato al eliminar a Estados Unidos. No tuvo fuerzas para pelear la semifinal y, tal y como ocurrió en 2014, donde dio la sorpresa al dejar fuera a la anfitriona España, peleará por el bronce, en este caso ante Australia.

Con Scola al mando, Argentina se apuntó un 10-2 de salida y nunca cedió la manija del encuentro a su rival. Amenazó al descanso (39-32) y remató la faena en la segunda mitad también con los puntos de los madridistas Gabriel Deck (13) y Facundo Campazzo (12).

Por su parte, Francia peleó de la mano de Frank Ntilikina (16), pero sus mejores jugadores no tuvieron el mejor día y así le resultó imposible soñar con la remontada. Ni Evan Fournier (6/17 en tiros de campo) ni Rudy Gobert (3 puntos), un tormento para los estadounidenses, pudieron dominar el juego.

De esta forma, Argentina confirmó con relativa placidez su clasificación para la final, donde intentará cobrarse una vieja cuenta pendiente ante España. Fue en la semifinal del Mundial 2006, cuando la selección española se llevó un agónico triunfo (75-74) antes de proclamarse campeona ante Grecia.

En tanto, los ibéricos contaron con una actuación fenomenal de Marc Gasol, que anotó 33 puntos y podrá ahora ir por el título luego de coronarse un par de meses en la NBA con los Raptors de Toronto.

¿Qué significaría colgarse el oro?

“Hablemos sobre eso el domingo”, respondió Gasol, que integró el equipo de 2006 con su hermano mayor Pau y su actual compañero Rudy Fernández. “Veremos qué ocurre. No quiero perder tiempo pensando en lo que podría ser, en lo que significaría para nosotros”.

FUENTE: Con información de Europa Press y AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas