REDACCIÓN.- El Premio Novato del Año deja saber qué tipo de pelotero llega a las Grandes Ligas, pero el segundo año en el big show es determinante para conocer si realmente puede ser una estrella y eso es lo que demuestra el venezolano Ronald Acuña Jr. en este inicio de campaña.

El jardinero de los Bravos de Atlanta, en 11 compromisos sin incluir el de este jueves, colecciona cuatro cuadrangulares, siete impulsadas y diez anotadas. Sin embargo, su promedio ofensivo es un paupérrimo .211.

Te puede interesar

Acuña Jr, según reportes, ha acostumbrado desde ligas menores a tener comienzos lentos y luego aumentar el ritmo. Lo demostró el año pasado, cuando se adjudicó el premio al Novato de La Nacional y en la Arizona Fall League 2017, cuando fue nombrado MVP.

Los guarismos acumulados hasta ahora le permitieron firmar un contrato por ocho años y 100 millones de dólares.

En tanto, Shohei Ohtani, ganador del Novato del Año en la Americana por su destreza tanto bateador como lanzador, espera poder mostrar pronto su talento. Aunque solo lo haría con el madero, debido a que fue sometido a una cirugía Tommy John.

“Honestamente, yo siento que estoy listo ahora mismo, pero todavía me tienen que ver los médicos”, dijo Ohtani a MLB.com. “Tengo que salir de eso y después veremos”.

Uno que parece que aún trae la energía de 2018 es Christian Yelich, exjardinero de los Marlins de Miami. El ahora patrullero de los Cerveceros de Milwaukee y MVP de la Nacional la zafra pasada, bateó para .367, con cinco cuadrangulares, 15 impulsadas y 11 anotadas en sus primeros 11 juegos.

Yelich, si es ajeno a lesiones, es nuevamente candidato para el galardón en el viejo circuito.

Mookie Betts, en tanto, ha sido en este comienzo de campaña todo lo opuesto a Yelich. El jardinero de los Medias Rojas de Boston apenas ligó para .255 en 12 juegos. En ese período conectó tres jonrones y remolcó siete.

Mientras que otro que parece dispuesto a repetir una buena temporada es el lanzador Blake Snell, ganador del Cy Young en la Americana en 2018.

El abridor de los Rays de Tampa Bay, en tres presentaciones tiene foja de 2-1 con efectividad de 2.84. El zurdo, además, ha recetado 27 ponches y exhibe un WHIP de 0.89.

Jacob DeGrom, ganador del galardón en la Nacional en 2018, tiene registros parecidos a lo de su colega. El derecho de los Mets de Nueva York ha celebrado dos triunfos y sufrido una derrota en lo que va de curso.

También se ha pasado por las armas a 27 rivales, pero su efectividad y WHIP son más altos. 3.18 y 1.12, respectivamente.

Estos peloteros tendrán el resto de temporada para demostrar que lo logrado en 2018 fue el resultado de talento y esfuerzo, no producto de una casualidad.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas