La primera etapa del Mundial de fútbol es historia y CONCACAF, la región que agrupa a Norteamérica y las islas del Caribe, tuvo un rendimiento decepcionante, tanto, que una vez más se reforzó la idea de que esta área constituye la más débil –con la excepción de Oceanía– en el planeta.

Costa Rica, y sobre todo Panamá, tuvieron un rendimiento discreto, mientras que México sacó la cara con un contundente triunfo sobre el campeón mundial, Alemania, aunque luego pudo haberse quedado fuera con apenas un gol del equipo teutón ante Corea del Sur.

Esta será la primera ocasión, desde el Mundial de 2006, en que CONCACAF no tendrá al menos dos equipos en los octavos de final. En 2014, los ticos incluso alcanzaron los cuartos de final.

Desde 1990, 13 de los 24 equipos de esta región, es decir un 54%, han avanzado a los octavos de final: México en siete ocasiones, Estados Unidos en cuatro y Costa Rica dos veces.

“Todavía tenemos mucho por hacer”, reconoció a la Associated Press el presidente de la CONCACAF, Víctor Montagliani. “Todavía estamos detrás de Europa y Sudamérica en términos de puntos por juego en la historia de la Copa Mundial, pero obviamente nuestro destino en cuestión de cuánto podemos avanzar está en manos de México”.

¿Y EEUU?

Tras esta actuación queda en al aire cómo le habría ido a Estados Unidos de haber llegado al torneo. La selección de la barras y las estrellas se quedó cerca de asistir al torneo, pero al final le pasaron por encima México, Costa Rica, Panamá e incluso Honduras.

No obstante, las personas vinculadas al fútbol de Estados Unidos consideran que la selección hubiese tenido un papel más sobresaliente que, por ejemplo, Panamá, que se despidió del torneo con la máxima cantidad de goles en contra de la primera fase con 11.

“Si Estados Unidos hubiese clasificado, habríamos hecho un papel mucho mejor al de Costa Rica y Panamá”, consideró Steve Sampson, quien estuvo al frente del cuadro estadounidense desde 1995 hasta 1998. “Sé que Panamá quedó primero que Estados Unidos en la fase clasificatoria, pero con toda la experiencia previa que tenemos creo que hubiésemos hecho un papel mucho más digno que el de Costa Rica y Panamá”.

Para Charlie Davies, exdelantero del cuadro nacional, Estados Unidos hubiese tenido problemas tanto en el grupo que enfrentaron los ticos como en el que jugaron los canaleros.

Costa Rica chocó ante Brasil, Suiza y Serbia y terminó con un empate, dos reveses, dos goles a favor y cinco en contra. Panamá, entretanto, cayó ante Bélgica, Inglaterra y Túnez.

“Creo que hubiésemos podido ganarle a Túnez, pero creo que aparte de eso habríamos perdido dos veces”, consideró Davies en una entrevista con el diario USA Today. “Bélgica e Inglaterra tienen dos equipos muy fuertes”.

¿Inferioridad evidente?

En su primer Mundial, Panamá evidenció que hay diferentes niveles en la CONCACAF.

“México es un equipo sólido, al igual que Costa Rica, pero Panamá es una selección inferior”, explicó Bruce Arena, exentrenador de Estados Unidos.

panama-seguidores-fútbol-rusia-2018-efe.jpg
Simpatizantes del once de Panamá en el Mundial de Rusia 2018.
Simpatizantes del once de Panamá en el Mundial de Rusia 2018.

Y hay que recordar que Panamá casi le sacó un empate a México en el Estadio Azteca y además superó a Honduras y Estados Unidos en la fase clasificatoria.

Honduras, entretanto, considerada otra de las llamadas “potencias” de la región, esta vez se quedó fuera del Mundial. Los catrachos fueron eliminados en el repechaje por Australia, que les sacó un empate en el San Pedro Sula y luego los doblegó de forma clara 3-1 en el partido de vuelta. En sus dos presentaciones previas en el Mundial, Honduras tampoco ha deslumbrado con un empate y cinco reveses.

La peor derrota en la historia de un Mundial se la llevó un equipo de la CONCACAF, El Salvador, en 1982, que cayó ante Hungría por 10-1. La más amplia en este torneo se la llevó Panamá 6-1 ante Inglaterra, que tras el primer tiempo ya llevaba cinco anotaciones. No hay dudas, la región sigue en deuda y sumando más goleadas en contra.

A la MLS también le fue mal

La liga de fútbol profesional de Estados Unidos también tuvo un Mundial discreto. La liga contó con 19 jugadores en Rusia, y sólo cuatro accedieron a los octavos de final.

Los mexicanos Carlos Vela, de los Los Angeles FC, y los hermanos Giovani y Jonathan dos Santos, del Galaxy, avanzaron, al igual que el sueco Gustav Svensson, del Sounders de Seattle.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas