REDACCIÓN.- El púgil cubano Erislandy Lara, luego de un primer asalto de estudio, se fue con todo contra el mexicano Ramón “Inocente” Álvarez, hermano de Canelo, y lo mandó a la lona para conquistar la corona en la categoría superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo.

"Primero que todo quiero agradecer a mi equipo y a todos mis seguidores, pues me siento muy bien de haber recuperado un título que tuve una vez", señaló Lara después de acabar con su rival, en velada de Premier Boxing Champions disputada en Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos.

Te puede interesar

El cubano estudió a su rival en el primer asalto y en el segundo, lanzó una combinación de golpes al mentón del mexicano. El árbitro aplicó la cuenta de protección, pero al volver a la acción, Lara volvió a conectar y el referí paró la pelea y decretó el nocout.

Embed

El cubano, que ahora cuenta con foja de 26 triunfos, 15 por la vía de nocout, tres empates y tres derrotas, señaló en la entrevista posterior al combate que en el segundo ataque no fue tan contundente por respeto al rival.

“Cuando lo arrinconé la segunda vez no quise lastimarlo,pues ya veía que no estaba en buen estado".

Álvarez, quien ya había la oportunidad de ir por la corona al fallar en la báscula, de haber cumplido con el peso y haber vencido al cubano, hubiera inscrito a su familia en la historia del boxeo como el primer trío de hermanos mexicanos en convertirse en campeones mundiales.

LEA TAMBIÉN: Lomachenko vence a Campell y se anota tres títulos mundiales de peso ligero

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario