LOS ÁNGELES.- El manager de los Medias Rojas de Boston, el puertorriqueño Alex Cora, a pesar de que la pasada noche su equipo perdió en 18 entradas por 3-2 ante los Dodgers de Los Ángeles en el tercer juego de la Serie Mundial y utilizó a nueve lanzadores, dijo estar seguro que para el cuarto partido tendrá a un "gran abridor" en el montículo.

Al preguntársele quién lanzaría el Juego 4, Cora no tuvo respuesta alguna concreta, sólo señaló que junto a su cuerpo técnico analizarían la situación.

Pero no hay duda de que los Medias Rojas arriesgaron mucho al utilizar a Nathan Eovaldi, que era el designado como abridor para el cuarto partido, y también al zurdo David Price.

Eovaldi quedó descartado después de trabajar seis entradas como relevo y hacer 97 pitcheos, y cargar con la derrota tras conceder la carrera decisiva del jonrón solitario que pegó el primera base Max Muncy en la parte baja del decimoctavo episodio.

Embed

Mientras que los Dodgers tendrán en plenitud de descanso al zurdo Rich Hill, que no tuvo que trabajar el viernes por la noche en el maratoniano partido de siete horas y 20 minutos, el de mayor duración en la historia de los playoffs y de la Serie Mundial.

"Lo planificaremos (el sábado)", señaló Cora, cuyos pupilos perdieron su primer partido de visitantes en los seis que han disputado durante la competición de los playoffs. "Hay algunos que ya están haciendo fila en mi oficina para pedir abrir el juego (del sábado). Decidiremos qué hacer y estaremos bien".

Embed

Los candidatos más lógicos son Drew Pomeranz, quien acaba de ser activado para la Serie Mundial y no abre un partido desde el 7 de agosto; el venezolano Eduardo Rodríguez, quien retiró a un bateador el viernes; y Chris Sale, quien abrió el primer encuentro de la serie el martes pasado y estaría lanzando con tres días de descanso.

La característica de todos ellos es que son zurdos, algo que hasta ahora han complicado las cosas a los bateadores de los Dodgers.

"Nos sentaremos a analizar y decidiremos. Alguien abrirá. Probablemente un zurdo", adelantó Cora, de forma irónica.

Mientras que el piloto de los Dodgers, Dave Roberts, destacó la gran labor que habían hecho los ocho relevistas que salieron al montículo, incluidos el dominicano Pedro Báez, que trabajo dos entradas, y el mexicano Julio Urías, que sacó tres "outs".

Los Ángeles se ve mucho más seguro con Hill y un grupo de relevistas que fue utilizado el viernes, pero no de manera exagerada, dado que tomando las circunstancias que se dieron durante el partido al final se combinaron para trabajar 11 entradas.

"Nuestro bullpen hizo un gran trabajo", destacó Roberts. "Estamos bastante bien con nuestro bullpen. Obviamente, Rich va a tener que salir a sacar unos outs. Pero tomando en cuenta cómo están (los Medias Rojas con su pitcheo) y cómo estamos nosotros, veo con buenos ojos nuestra situación".

Pero Roberts recordó que al igual que ellos se llevaron la victoria, los Medias Rojas estuvieron a solo un "out" de haberlo ganado antes que ellos anotasen la carrera del empate a 2-2 en la decimotercera entrada.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas