@luisfsanchez6

Te puede interesar

Un impresionante estado físico luce Luis Ortiz para la revancha contra Deontay Wilder, el 23 de noviembre en el MGM Garden de Las Vegas (9 p.m. Fox, PPV) donde "King Kong" confía en convertirse en el primer cubano en la historia del boxeo en conquistar la corona mundial en los pesos pesados.

Cuando se confirmó la pelea, en septiembre pasado, su entrenador Germán Caicedo lo había llevado a Las Vegas para una intensa preparación de más de 10 semanas. Caicedo es muy conocido en el ámbito pugilístico por su exigencia de un compromiso total del boxeador antes de tomarlo a su cargo, y las últimas fotos de Ortiz (31-1, 26 KOs), de 40 años de edad, demuestran que se ha entregado en cuerpo y alma a su acondicionamiento y ahora luce muchísimo más perfilado, con un estado físico inmejorable que le va a permitir ganar en velocidad, lo cual puede resultar clave en la pelea contra Wilder (41-0-1, 40 KOs), de 34 años.

"Definitivamente voy a ser una mejor versión de mí mismo el 23 de noviembre y si tengo una oportunidad como en la primera pelea no voy a parar de golpear hasta que lo noquee", afirmó Ortiz. "Voy a destruirlo. Estoy en una forma como para pelear 15 rounds y él [Wilder] tendrá que lidiar en cada asalto".

Ortiz asegura que la historia será diferente en la segunda vez que ambos choquen en el cuadrilátero.

"No estaría aquí en Las Vegas si no estuviese decidido a todo en esta pelea, me hubiese quedado en Miami", explicó Ortiz. "No veo a mi familia en meses y eso es peor que cualquier golpe de Deontay Wilder. Mi meta siempre ha sido y es ser campeón mundial. No he perdido nada de esa hambre. Uno no se entrega a la tortura del campamento de entrenamiento solo para mostrarse en el ring".

Quizás la determinación del cubano trascendió en el campamento de su rival, apodado "Bronze Bomber", pues en días pasados el de Alabama publicó en sus redes sociales unas declaraciones que no suelen hacer los campeones.

"Si pierdo contra Ortiz, entonces eso es lo que hay", dijo Wilder. "Una derrota es una derrota, eso no determina quién eres. Mucha gente ha fallado en la vida, pero a veces la derrota puede ser una gran cosa. Eso depende cómo lo apliques en tu vida. También las caídas pueden convertirse en una motivación para ser más determinado y hacerlo la próxima vez. Para tener más confianza".

Las palabras de Wilder son reveladoras, pues solo necesita vencer a Ortiz para hacer realidad el desempate multimillonario contra el británico Tyson Fury, pactado inicialmente para el 22 de febrero del 2020. Ambos púgiles empataron en diciembre del 2018 y la revancha se condicionó a que los dos vencieran a dos rivales, Fury superó a Tom Schwarz y Otto Wallin; y Wilder venció a Dominic Breazeale y aceptó pelear con Ortiz, un boxeador que nadie quiere enfrentar en la división y que en marzo pasado estuvo a un suspiro de noquear al campeón del Consejo Mundial de Boxeo.

En efecto, en el séptimo asalto cuando ambos se enfrentaron en Nueva York, "King Kong" le dio una "guantada" a Wilder que lo dejó groggy. No supo liquidarlo. Las cosas se complicaron en el reinicio del octavo round, ingresó el médico para revisar a Wilder y en esos segundos valiosos de seguro el estadounidense recuperó aire y terminó por noquear en el décimo round a Ortiz en la primera y única derrota de su carrera.

La preparación que ha llevado Ortiz puede ser determinante en el choque en Las Vegas porque el cubano es un zurdo contragolpeador incómodo para cualquier rival. Afirma que la grasa la ha convertido en músculo gracias a su trabajo en el gimnasio y eso permitirá a "King Kong" ser más rápido en las respuestas, sacar las manos de manera más sorpresiva en la réplica y sobre todo aguantar un duro tren de combate de 12 asaltos.

Wilder sabe ciertamente que cada vez que saque las manos quedará expuesto a los mazazos de su rival. Tiene la ventaja de un alcance de brazos de 2.11 metros contra 1.98 metros del cubano, por lo que su plan de pelea debe ser jabear y mantener a distancia a su rival. Ortiz, por el contrario, tratará de meterse entre esos brazos largos y aprovechar el mínimo descuido.

El cartel tendrá peleas de alto calibre: Brandon Figueroa (20-0, 15 KOs) expondrá su faja de los gallos de la Asociación Mundial de Boxeo contra Julio Ceja (32-4, 28 KOs). Ceja viene de perder por decisión ante el cubano Guillermo Rigondeaux, en junio pasado.

Por el título vacante pluma de la AMB chocarán Leo Santa Cruz (36-1-1, 19 KOs) y Miguel Flores (24-2, 12 KOs).

Próximas peleas por la corona mundial

Día lugar pelea categoría título transmisión

11-23 Liverpool Callum Smith vs John Ryder supermediano AMB DAZN

11-23 Las Vegas Deontay Wilder vs Luis Ortiz pesado CMB Fox PPV

11-23 Las Vegas Leo Santa Cruz vs Miguel Flores superpluma AMB 'regular' Fox PPV

11-23 Las Vegas Brandon Figueroa vs Julio Ceja supergallo AMB 'regular' Fox PPV

11-23 Indio, Ca Andrew Cancio vs René Alvarado superpluma AMB DAZN

11-23 Indio, Ca Can Xu vs Manny Robles pluma AMB 'regular' DAZN

11-30 Birmingham, GB Zolani Tete vs Johnriel Casimero gallo OMB ESPN+

11-30 Montercarlo Alexander Besputin vs Radzhab Butaev welter AMB 'regular' DAZN

11-30 Montecarlo Cecilia Braekhus vs Victoria Bustos welter AMB, CMB, FIB, OMB DAZN

12-07 Arabia S. Andy Ruiz vs Anthony Joshua pesado AMB, FIB, OMB DAZN

12-07 Nueva York Jermall Charlo vs Dennis Hogan mediano CMB Showtime

12-07 Nueva York Chris Eubank Jr vs Matt Korobov mediano AMB Showtime

12-14 Nueva York Terence Crawford vs Egidijus Kavaliauskas welter OMB ESPN

12-14 Nueva York Richard Commey vs Teofimo Lopez ligero FIB ESPN

12-21 Ontario Tony Harrison vs Jermell Charlo II superwelter CMB Fox

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas