REDACCIÓN.- Cuando Goran Dragic se recuperó de la lesión en la rodilla izquierda, la cual le hizo perder 31 compromisos, el Heat de Miami estaba a 1.5 juegos de los puestos que dan acceso a los playoffs. Hoy la realidad es otra.

El base ha conducido el buen momento del conjunto del Sur de la Florida, que ya es octavo en la Conferencia del Este. Último puesto que da acceso a la postemporada, a falta de 11 juegos.

Te puede interesar

Esta noche no fue la excepción, su presencia en el tabloncillo durante 22 minutos y 22 puntos guiaron al Heat a una victoria 110-105 ante los Spurs de San Antonio.

Dragic ha brillado. El balón pasa por sus manos con frecuencia. Si encarar el aro se le dificulta, entonces sabe muy bien qué hacer con la esférica. Razón de sus 39 asistencias en sus últimos 11 juegos. Sin embargo, lo realmente resaltante sus cestas. 185 tantos, 16.8 por partido en el momento que más lo necesitaba el Heat.

Pero no solo sus anotaciones son importantes. Quedó demostrado en el juego de este miércoles que cuando está en el tabloncillo el Heat es otro. En su ausencia en el último cuarto, el conjunto de San Antonio estuvo a tres puntos de igualar el compromiso. Sin embargo, su ingreso cambió la tónica de los minutos finales y apaciguó el ataque rival.

El esloveno fue escoltado en puntos por Dion Waiters (18) y Johs Richardson (15). La ofensiva de los Spurs fue liderada por Patty Mills y Marco Belinelli, cada uno aportó 17 tantos.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas