CHARLOTTE.- La selección de México, con muchas novedades, hizo lo justo para ganar 2-3 a la de Martinica en el último partido de la fase de grupos, dentro del A, y que le permitió pasar invicto a los cuartos de final de la decimoquinta edición de la Copa Oro.

Con todo ya decidido como líder del Grupo A después de haber ganado 3-1 a Canadá en la segunda jornada, el técnico argentino Gerardo el "Tata" Martino quiso darle minutos a los jugadores que no habían sido titulares en los dos primeros encuentros, pero con la misma filosofía de tener controlado el balón, profundizar y buscar el gol.

Te puede interesar

Todo ello lo consiguió con el mismo esquema táctico de un 4-3-3, que le permitió que tener el control del balón en el centro del campo y llegar con facilidad al marco de Martinica.

El dominio de México con Andrés Guardado de líder en el centro del campo se hizo merecedor al primer gol que llegó al minuto 29, obra del joven delantero del Galaxy de Los Ángeles, Uriel Antuna, que llegó a los cuatro en su cuenta personal.

Embed

El 0-1 era justo y corto para los méritos hechos por México en el terreno de juego, pero se tuvo que ir al descanso sin que se volviese a mover el marcador del Bank of America Stadium, de Charlotte (Carolina del Norte) escenario del encuentro.

El inicio de la segunda parte solo tuvo la novedad de la entrada en la delantera de México de Rodolfo Pizarro por Roberto Alvarado que se quedó en el vestuario.

Pero el esquema y la tónica de juego se mantuvo de la misma manera con dominio y control del balón por parte de México, que marcaba el ritmo del juego.

Hasta que al minuto 56, Kévin Parsemain consiguió el gol del empate (1-1), lo que hizo que México se tomase de nuevo algo en serio el partido y cinco más tarde, a los 61, el delantero centro Raúl Jiménez hacia valer su clase y ponía de nuevo en ventaja al "Tri" con el 1-2.

Embed
Embed

Un resultado que era justo, pero corto, de ahí que México, que siguió atacando, al minuto 72, por mediación del defensa Fernando Navarro ponía el tranquilizante 1-3 que ya si aseguraba la victoria y el invicto del "Tri".

Embed

Aunque, Martinica, que llegó al partido ya eliminada de la competición, mostró de nuevo su poder físico y ganas de luchar para ver compensado su esfuerzo con el segundo gol, el que consiguió Jordy Delem a minuto 84.

Embed

Un gol que no le sirvió a Martinica ni cambió su suerte en el torneo, pero si de aviso a México que debe tener mayor solidez defensiva cuando a partir de los cuartos de final, que va a jugar el próximo sábado, contra el segundo del Grupo B, el partido se decida por eliminación directa.

México, a pesar que no tuvo en Martinica a un rival que le exigiese al máximo, confirmó que llega a la Copa Oro con un equipo bien definido, un estilo de juego y una gran facilidad de hacer goles, nada menos que 13 en los tres partidos disputados, por tres recibidos.

La selección "Tricolor" acabó el partido frente a Martinica con un 66 por ciento de tiempo de posesión de balón y 25 tiros hechos a puerta por tan sólo ocho de Martinica, que acabó tercera del Grupo A con cinco goles a favor y siete en contra.

Su rival en cuartos de final será el segundo del Grupo B, que saldrá entre Costa Rica y Haití que miden fuerzas esta noche.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas