El 93,3% de los deportistas aficionados no se preparan adecuadamente para correr, según el "VI Estudio CinfaSalud: Percepción y hábitos de los corredores y corredoras españoles", avalado por la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED).

De hecho, aunque según el estudio la mitad de los aficionados salen más de tres veces por semana a correr y compiten una media de cinco carreras al año, la mayor parte de ellos (75,1%) no se han hecho nunca una prueba de esfuerzo, precaución sobre la que tampoco se muestran concienciados cuatro de cada diez (40,8%) corredores de maratón.

Las posibles consecuencias a esta falta de preparación son, entre otras, el hecho de que el 61,8% de los corredores hayan sufrido problemas de salud mientras practicaban este deporte en el último año, lo que ha provocado un 16,4 por ciento de ausentismo laboral y académico.

En el mismo sentido, el 38% de los encuestados ha padecido una lesión muscular, el 23,1, dolores de cabeza fuertes y uno de cada diez ha sufrido fracturas y esguinces (11,9%), mareos o desmayos (9,8%) y palpitaciones (8,9%).

maraton-españa-efe-archivo.jpg
Salida de la 40 edición del maratón de San Sebastián, España.
Salida de la 40 edición del maratón de San Sebastián, España.

"Las exigencias de la actividad física pueden alcanzar gran intensidad, sobre todo cuando se participa en una carrera. Aun así, es posible disfrutar del running sin sufrir lesiones u otros problemas de salud. Es suficiente con, además de correr con los pies, hacerlo con la cabeza, es decir, con sentido común y siguiendo unas mínimas precauciones", ha explicado el experto del Departamento Médico de Cinfa, Eduardo González Zorzano.

Desde Cinfa han lanzado una serie de consejos para los practicantes del running, que les permitan realizar este deporte sin riesgos para su salud.

Antes de comenzar la actividad, es importante tener claras las motivaciones y plantearse unos objetivos realistas, que puedan cumplirse de manera gradual. También se deberá realizar una revisión médica, para comprobar el estado de salud general.

Durante el ejercicio, se recomienda seguir un plan de entrenamiento personalizado, pautado por un entrenador personal, y calentar siempre antes de comenzar a correr, lo que ayudará a reducir el riesgo de lesiones, al permitir al cuerpo aumentar la temperatura. Tampoco hay que olvidarse de estirar tras finalizar la actividad.

Se deben respetar los días de descanso, dormir entre siete y nueve horas diarias y seguir una dieta rica en hidratos de carbono, para mantener estables los depósitos de glucógeno del organismo, así como hidratarse adecuadamente antes, durante y después del ejercicio.

Pueden utilizarse, además, suplementos nutricionales para evitar, entre otros, la deshidratación y ayudar al músculo a recuperarse. Es igualmente importante cuidar adecuadamente los pies, acudiendo al podólogo cuando sea necesario y elegir las zapatillas más adecuadas para cada persona, buscando la amortiguación que más se adapte al peso, la ergonomía y la pisada de cada cual.

FUENTE: dpa / EUROPAPRESS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Crees que el medio centavo de impuesto adicional ha mejorado el transporte público en Miami-Dade?

Sí, lo necesario
Sí, pero no lo suficiente
No, en lo más mínimo
No, ha desmejorado
ver resultados

Las Más Leídas