Manny Pacquiao (61-7, 39 KOs) y Keith Thurman (29-0, 22 KOs) no sólo tendrán un choque de generaciones, el próximo sábado 20 de julio en el MGM Grand, en Las Vegas: lucharán por prevalecer en el tope del boxeo mundial y por ello han sido rotundos en sus predicciones de que la pelea por el título de los welters de la Asociación Mundial de Boxeo terminará antes de los 12 round pactados.

El más audaz ha sido el estadounidense, quien apostó 10,000 de dólares que noqueará al senador filipino en el primero o segundo asalto.

Te puede interesar

"Esto es una motivación", exclamó Thurman, nacido hace 30 años en Clearwater, Florida. "No puedo salir a tantear en los primeros minutos de la pelea si hay 10,000 de dólares en juego".

También Pacquiao asegura que el combate no durará los 12 rounds.

"Thurman se sorprenderá", aseguró Pacman a Fight Hub TV. "El me subestima porque soy pequeño, pero soy más rápido que él en manos y pies. Estoy bien enfocado en mi estilo y estrategia".

Desde hace dos semanas, Pacquiao se entrena en Los Angeles en el Wild Card Boxing Club de Freddie Roach, uno de sus entrenadores junto al filipino Restituto "Buboy"Fernández.

Roach, sin embargo, ha sido el encargado de echarle leña al fuego, exaltando las virtudes de su protegido y lanzándole basura a su próximo rival.

"Manny es increíblemente rápido y a los 40 años de edad se mueve en el ring con la misma velocidad que cuando conquistó sus títulos mundiales", sentenció Roach."Thurman es más lento que cuando sale la salsa de tomate Heinz".

Embed

Meses sin pelear

Habrá que ver cómo evoluciona Thurman, quien en enero pasado regresó a los cuadriláteros con una victoria por puntos en 12 rounds sobre Josesito López, después de haber estado 22 meses sin pelear. Esa larga inactividad fue debido a una lesión en la mano y una operación en el codo.

En ese lapso, su vida se transformó. Conoció a la nepalesa Priyana cuando ella trabajaba como bartender en Tokio, se casaron en Katmandú, lugar de culto para los hippies de los años 70, y pasó cuatro meses en Nepal.

Pese a su larga ausencia, Thurman no pudo ser olvidado. Su estilo agresivo, su habilidad para pegar desde cualquier ángulo y en cualquier circunstancia y su tren de combate lo convertían en una garantía de acción y emociones brutales.

"Dos años de inactividad de seguro sirvieron para que hablaran de [Terence] Crawford [campeón de la Organización Mundial de Boxeo] y de [Errol] Spence [campeón de la Federación Internacional de Boxeo]", respondió Thurman el martes pasado al portal Boxingscene. "Pero yo también soy campeón. Sí, ellos tratan de olvidarme, pero ¿podrán hacerlo? Yo soy el que entretiene, por eso Pac me escogió".

En efecto, Thurman es un imán de taquilla. Los entendidos no han tardado en calificar su choque contra Pacquiao como el mayor evento boxístico del verano. Se espera alcanzar el millón de ventas en Pago Por Ver. En enero pasado, la victoria por decisión unánime de Pacman sobre Adrien Broner fue comprada por más de 400,000 personas, pero esta vez el interés se ha duplicado y la razón de ello es ver en acción al explosivo floridano.

Pacquiao lleva 24 años en el boxeo profesional y en ese casi cuarto de siglo se ha enfrentado a grandes leyendas de los últimos tiempos como Oscar de la Hoya, Floyd Mayweather Jr., Juan Manuel Márquez, Miguel Cotto y Shaney Mosley, entre otros, Subirá al ring porque tiene asegurada una bolsa de 20 millones de dólares, pero también porque por su orgullo quiere enfrentar el desafío del león joven, y eso Thurman lo tiene muy claro.

"Vamos a pelear por el estatus, por la historia, por el legado y por la corona", sentenció el floridano. "Y quiero imponerme. El estilo de Pacquiao no es mejor que el mío. Vamos a ver si sobrevive".

Ugás, en la gran escena

La gran pelea que realizó el olímpico cubano Yordenis Ugás (23-4, 11 KOs) contra el campeón Shawn Porter, en la que perdió por decisión dividida en marzo pasado, ha sido clave para que nuevamente sea programado en una jornada de alto calibre en la que Pacquiao y Thurman serán los estelares.

En efecto, el santiaguero se enfrentará a Omar "Panterita" Figueroa Jr. (28-0-1, 19KOs) a 12 asaltos y una victoria pondrá al cubano en la órbita de otro gran combate. En efecto, su batalla del próximo 20 de julio será eliminatoria para retar a Porter.

En la misma velada, el campeón supermediano de la Federación Internacional de Boxeo Caleb Plant defenderá su faja contra el retador Mike Lee, y el mexicano Luis Nery enfrentará al dominicano Juan Carlos Payano por la corona de los gallos del Consejo Mundial de Boxeo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario