miércoles 1  de  febrero 2023
Motores

Piloto cubanoamericano se prepara para NASCAR en Miami

Luego de haberse consagrado en la ARCA Menards Series, el cubanoamericano Nick Sánchez se convierte en una de las atracciones de la NASCAR Xfinity Series

Por Luis F. Sánchez

El flamante campeón de la serie ARCA Menards Nick Sánchez se encuentra muy emocionado en correr por primera vez para NASCAR en el autódromo de su ciudad natal Homestead-Miami, el próximo 22 de octubre (4:30 p.m.) en la Contender Boat 300 de la Xfinity Series.

Sánchez, de 21 años, se consagró campeón de ARCA Menards el sábado 8 de octubre en Toledo, Ohio, y se convirtió en el primer piloto de origen hispano en conquistar este torneo que es la antesala de las categorías mayores de NASCAR. Corre para el equipo Rev Racing en un Chevrolet.

El joven piloto cubanoamericano se siente muy comprometido con sus raíces y no solo sueña con desarrollar una carrera que le permita competir en la máxima categoría de NASCAR, la Cup Series, sino aprovechar la plataforma que viene logrando con sus éxitos en las pistas.

“Siento mis raíces cubanoamericanas de manera muy fuerte y no solo quiero ser un buen ejemplo para ellos”, confesó Sánchez. “Mi objetivo es ser un representante de la comunidad hispana y contribuir a que NASCAR crezca en ese espacio”.

Los abuelos de Nick emigraron a Estados Unidos en el masivo éxodo de Mariel en 1980, al lado de 123.000 personas en busca de libertad y nuevos horizontes.

Su padre, René Sánchez nacido en la barriada Centro Habana, tenía apenas ocho años entonces. Cuando cumplió los 16 empezó a trabajar en la construcción y gracias a su tenacidad fue comprando sus equipos y pronto abrió su propia empresa de construcción.

Nick nació el 10 de junio del 2001 en Miami y de alguna manera se puede decir que el gusto por los motores lo capturó en su hogar.

El dinero que su padre ganaba en su empresa de construcción le permitió darse el lujo de comprarse algunos carros clásicos. Más allá de ello, el automovilismo no figuraba en su agenda.

“Mi padre no era un fanático de las carreras, ni mucho menos, no las veía”, explicó Nick, quien es específicamente de Miami. “Incluso ahora nunca las ve. Solo en el caso que yo esté compitiendo ve la prueba completa”.

Su hijo, en cambio, se divertía en el terreno trasero de su casa donde su padre estacionaba todos sus vehículos de construcción.

“Me encantaba montar en excavadoras, retroexcavadoras y bobcats [montacargas]. Ahí comenzó mi amor por cualquier cosa con ruedas”, contó Nick. “Desde que tenía dos años siempre se me podía encontrar conduciendo por nuestro patio trasero en un volante motorizado, un vehículo todo terreno o un buggy. Ahí empezó mi amor por conducir”.

Recordó Nick que cuando tenía cinco años su abuelo le consiguió boletos para una carrera de camiones de NASCAR en el autódromo de Homestead-Miami y ahí se enganchó para siempre.

Cuando tenía solo 10 años, Nick comenzó a decirle a su padre que lo dejara correr. Luego de dos años de perseverar finalmente pudo convencerle. Aunque su padre, quien no tenía la menor idea de este deporte, le preguntó dónde iba a correr.

“Nos pusimos a buscar en Google”, dijo Nick. “Encontramos que en el área de Miami hay mucha actividad en el karting”.

Así tuvo la oportunidad de correr en karts en el autódromo de Homestead, la pista de sus sueños. A ese nivel, los cazatalentos empezaron a fijarse en sus habilidades y en el 2017 surgió la posibilidad de correr en Rev Racing, que es parte del programa NASCAR Drive for Diversity Driver Development para correr luego en las series mayores.

Durante cuatro años consecutivos corrió en la ARCA Menards, pero fue en el 2022 que lo hizo por primera vez como piloto a tiempo completo.

El resultado fue brillante. Conquistó el título en una temporada que consta de 20 carreras. Consiguió tres triunfos en el año, en Talladega, Kansas y Michigan. En total logró nueve Top-5 y 16 Top-10.

Luego de esta consagración llega un momento especial para Nick al volver a su tierra natal y correr de nuevo en las pistas del autódromo donde plasmó sus sueños de niño y donde competirá contra los mejores pilotos del mundo.

“La primera vez que monté un coche de carreras fue un kart en el autódromo de Homestead”, afirmó Nick. “Fue mi primera vez, y además en el autódromo del lugar donde nací. Ahí corría dos veces por semana para aprender a conducir en coches de carrera. Y siempre voy ahí a ver las carreras. Ahora me tocó el turno de ser parte de ellas. La cultura, el sabor y la manera de ser en Miami son diferentes. Estoy entusiasmado por transmitir todo esto a NASCAR”.

Ya no es como antes cuando NASCAR era el deporte de la clase trabajadora de Estados Unidos. Nick Sánchez asegura que ahora puede verse mayor diversidad gracias a pilotos que han abierto camino como Juan Pablo Montoya, Aric Almirola y Daniel Suárez.

“Estoy seguro que en las semifinales de los playoffs de NASCAR [el 22 y 23 de octubre próximo] muchos hispanoamericanos estarán en las tribunas”, comentó Nick, quien regresa a su ciudad natal en Miami. “Y con la gracia de Dios yo estaré en las pistas”.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar