lunes 30  de  enero 2023
EEUU

Contratación de empleados frente a expectativas para Navidad

El problema principal siguen siendo los más de 10 millones de puestos de trabajo que las empresas estadounidenses no han podido cubrir

Por Leonardo Morales

WASHINGTON — Los empresarios de Estados Unidos mantuvieron la contratación a buen ritmo en noviembre, algo normal en la época de mayores ventas y movimiento comercial durante la Navidad y el fin de año.

La economía agregó 263.000 puestos de trabajo, mientras que la tasa de desempleo se mantuvo en un 3,7%, todavía cerca de un mínimo de 53 años, informó el viernes el Departamento de Trabajo. El crecimiento del empleo de noviembre se desaceleró apenas ligeramente frente a la ganancia de 284.000 de octubre.

La contratación del mes pasado, a pesar de que los medios de prensa la dan como un gran éxito, es una cifra muy inferior a las contrataciones antes de la pandemia.

La decisión de despidos de Amazon, Alphabet (Google), Meta (matriz de Facebook, WhatsApp e Instagram), Microsoft, Intel, Twitter, Tesla y otras avalan el temor de los inversionistas a una recesión extendida, cuando la industria de la tecnología ha sido la de mayor crecimiento financiero y expansión en los últimos 10 años.

El gigante tecnológico Intel podría despedir a más de 22.000 de sus 113.700 empleados (cerca del 20%), por un decepcionante pronóstico de la compañía y después de que sus acciones se redujeron más de la mitad el año pasado.

Meta, por su parte, dejará sin trabajo a 11.000 personas, al tiempo que Microsoft se deshacía del 1% de su plantilla y Apple suspendía sus contrataciones en un primer paso, por ahora.

Los datos de las contrataciones de noviembre mantiene las preocupaciones de que la Reserva Federal (Fed) tenga que mantener las tasas altas un tiempo mayor de lo que muchos suponían. La reacción en Wall Street fue inmediata, con los futuros del Promedio Industrial Dow Jones cayendo casi 400 puntos.

A medida que los empleadores continuaron contratando, siguieron aumentando los salarios. En noviembre, el salario promedio por hora aumentó un 5,1% en comparación con el año anterior, un fuerte aumento que podría complicar los esfuerzos del banco central estadounidense para frenar la inflación. Sin embargo, estas subidas se erosionan inmediatamente con la alta inflación y precios desorbitantes desde hace dos años.

Esta semana, el presidente de la Fed, Jerome Powell, enfatizó en un discurso que los empleos y salarios se mantenían creciendo para que el Banco Central frenara rápidamente la inflación, después de que la inacción de la Reserva Federal durante un año agravó la situación y la condujo hasta el nivel de 9,1%. Ahora se ubica en 7,7%, todavía muy lejos del propósito del Banco Central.

La Fed ha subido su tasa de referencia, de cero en marzo al 3,75%-4%, para tratar de retroceder con solidez la tasa de inflación hacia su objetivo anual del 2%. Algo que parece imposible de lograr a corto plazo.

Como es normal en esta época, los consumidores aumentan sus gastos y las cifras también se encuentran infladas por los altos precios de los productos. La gente no está comprando más como dicen, sino comprando lo mismo, pero mucho más caro y esas estadísticas se traducen en supuestamente más compras.

Después de haberse contraído en los primeros seis meses del año, la economía de Estados Unidos se expandió supuestamente a una tasa anual de 2,9%, cifra que algunos economistas renombrados ponen en duda en medio de la actual situación.

La Reserva Federal se ha visto forzada a seis alzas de tasas de interés, las últimas cuatro de 0,75%. Powell dijo esta semana que posiblemente se modere el alza a ese ritmo, pero que la lucha contra la inflación está lejos de terminar y las subidas continuarán.

lmorales@diariolasamericas.com

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar