El déficit comercial de Estados Unidos se redujo más de lo esperado en julio, con una baja de las importaciones que revela una desaceleración de la demanda interna vinculada al temor a la variante delta del coronavirus, informó el jueves el Departamento de Comercio.

El déficit alcanzó los 70.100 millones de dólares, una contracción de 4,3% con respecto a junio.

Te puede interesar

Las importaciones bajaron 0,2%, a 282.900 millones de dólares y las exportaciones subieron 1,3%, alcanzando los 212.800 millones.

Los analistas pronosticaban un déficit de 74.000 millones de dólares.

En el acumulado en los primeros siete meses del año, el déficit de bienes y servicios aumentó 37,1%, gracias a la recuperación tras la histórica recesión provocada por la pandemia covid-19 en 2020.

Solo en julio, las exportaciones estadounidenses se vieron impulsadas por la demanda de productos básicos de consumo, bienes de capital y automóviles, autobuses, camiones y autopartes.

Por el contrario, disminuyeron las importaciones de bienes de consumo, incluidos juguetes, deportes y teléfonos móviles, al igual que las de automóviles, motores y autopartes.

Por áreas geográficas, el déficit se reduce 7,4% con China, 34% con Canadá y 7,6% con la Unión Europea. En cambio, crece 17% con México.

Estos datos comerciales son ejemplo de la desaceleración, al menos temporalmente, del consumo en Estados Unidos.

Otros indicadores de julio ya habían apuntado a esta tendencia: las ventas minoristas cayeron 1,1% mientras que el crecimiento general del gasto de los consumidores se desaceleró 0,3%, menos de un tercio del ritmo de junio.

Los economistas creen que muchos consumidores redujeron sus gastos debido a la propagación de la variante delta del coronavirus en Estados Unidos, donde la campaña de vacunación se ha ralentizado, generando nuevas restricciones como el uso de máscaras en interiores, incluso para los vacunados.

Al mismo tiempo, la industria estadounidense lucha por aumentar la producción ante los cuellos de botella logísticos generados por la falta de sincronización de las cadenas de suministro globales, provocado bloqueos en puertos, escasez de una variedad de materiales y aumento de los costos de exportación.

"De cara al futuro, esperamos que el déficit comercial se reduzca aún más a medida que se acelera el consumo externo y se desacelera la demanda interna", comentó Mahir Rasheed, economista de Oxford Economics.

"La pandemia seguirá presentando un riesgo a la baja para los flujos comerciales, pero esperamos una normalización gradual de la dinámica comercial a medida que aumentan las vacunas y disminuyen gradualmente las interrupciones del suministro", agregó.

Rubeela Farooqi, economista en jefe de High Frequency Economics, también espera un reequilibrio de los flujos "una vez que las economías del mundo vuelvan completamente a la normalidad", dijo en una nota.

En agosto, la confianza de los consumidores se desplomó, lo que probablemente afectó las importaciones.

Pero el aumento de las exportaciones contribuirá al crecimiento del producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos en el tercer trimestre, cuya primera estimación se publicará el 28 de octubre.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
52974 votos

Las Más Leídas