PARTE I: LA EXPERTA

Te puede interesar

“Las personas regularmente no hablan de sus finanzas. Quizás con tus amigos puedes hablar de muchísimas cosas, pero de cuánto gano, dónde estoy invirtiendo y cómo tengo mis cuentas de retiro, esos todavía son temas muy tabú”.

Así se sencillo lo expone Marcela Gallego, experta financiera de Bank of America especializada en la atención a los consumidores y a las pequeñas empresas, quien recientemente participó en un retiro sobre cómo ahorrar y cómo crear un presupuesto, a partir de la implementación de la iniciativa “Mejores Hábitos Financieros” (MHB).

Gallego afirma que, en particular a los adultos jóvenes, les cuesta todavía discernir cuáles son sus verdaderas metas. “El tema central del retiro fue enfocarse en lo que tú quieres lograr. Pero esa es una pregunta muy amplia; no es una interrogante para la que todo el mundo tenga una respuesta inmediata. En principio, más que darles información, fue ayudarles a entender y a encontrar en ellos mismos cuáles eran sus metas”, especifica.

Cómo funciona el método

Marcela insiste en que el programa MHB no es un manual con una lista de pasos para ser exitoso financieramente, sino un método que promueve el desarrollo de habilidades para que las personas sean capaces de determinar por sí mismas.

“Lo que funciona para mi puede no ser exactamente lo mismo que funciona para ti -puntualiza la ejecutiva-. Lo bonito de esta herramienta es que no les estamos diciendo hagan esto o hagan esto otro. Lo que les estamos diciendo es, estas son todas las posibilidades, tú vas a tomar la decisión que más te conviene a ti”.

Apunta Gallego que durante el encuentro de este año, medio centenar de adultos jóvenes, de entre 24 y 39 años de edad y con ingresos entre $51.000 y hasta $125.000 dólares, fueron invitados por Bank of America, desde todas partes de EEUU, para intercambiar experiencias en temas tan cotidianos como el crédito, el ahorro o cómo hacer un presupuesto.

“Todos estaban en momentos muy cruciales de la vida -detalla la experta-. Algunos tenían deudas y querían saber cómo afrontar mejor esa situación. Otros estaban en el proceso de casarse o de irse vivir con su pareja; había bastantes que querían comprar vivienda, o empezar su familia, muchos de ellos tenían hijos, pero todos estaban preocupados en saber cómo balancear todas esas prioridades”.

Tema complejo para los hispanos

Marcela considera que el asunto de las finanzas es algo que concierne a todos los miembros de la familia, no importa cuán difícil pueda ser la situación de cada cual.

“Si empiezas a ahorrar 60 dólares cada mes, en 18 años vas a tener 20 mil dólares. Hay que enseñarles a las personas que si actúan rápido, si tienen hábitos financieros buenos, no hay que ahorrar mucha plata. Puedes ahorrar poquita plata muchas veces y el tiempo está de tu lado”, precisa.

En cuanto al modo en que los miembros de la comunidad hispana enfrentan este tipo de desafío, Marcela opina que “nosotros somos muy trabajadores, y estamos dispuestos a hacer muchos compromisos para sacar a nuestras familias adelante”, pero considera que hay otros elementos que afectan a la comunidad latina.

“La banca es tan distinta en nuestros países que hay un poquito de falta de información de cómo funcionan las cosas acá; y de cómo pueden ellos tomar provecho de estos hábitos de ahorro para invertir y poder tener más, o para ahorrar dinero de una manera más eficiente”, matiza la especialista.

“Nosotros hacemos mucho énfasis en cómo manejar su dinero mejor. Tener crédito es importante, y el banco no solo tiene una cantidad de información increíble, pero también tiene soluciones y productos que te permiten hacer esto”, concreta.

Geraldine Orentas empresaria 2019
Geraldine Orentas, pequeña empresaria.

Geraldine Orentas, pequeña empresaria.

PARTE II: LA EMPRENDEDORA

“Para mí la experiencia fue súper increíble. Primero, porque que me dio la oportunidad de conocer mucha gente y exponer mi marca mucho más allá de lo que ya he logrado a través de las redes sociales; y, como pequeña emprendedora, también me permitió descubrir cómo puedo usar mis finanzas personales para lograr mejorar mi negocio, cosa que no sabía cómo manejar”.

De este modo se expresa Geraldine Orentas, una pequeña empresaria que participó en la experiencia sostenida con especialistas de Bank of America sobre el programa MHB y junto a otros jóvenes que, como ella, presentaban algunas dificultades en la planificación de sus finanzas.

“Más que todo en lo que se refiere al presupuesto y cómo organizarme -relata Orentas-. Es muy fácil decir, voy a ahorrar cincuenta dólares, pero solo lo hago una semana y a la otra semana se me olvida o se me pasa”.

Improvisación vs. planificación

Refiere Geraldine que siempre resulta complicado establecer cuánto es el número que se debe que ahorrar, o cómo o por dónde empezar, si existen otras deudas. “Fue muy interesante saber cómo lograr esos números para tu propio interés, como automatizar tus inversiones utilizando las aplicaciones o cómo usar las diferentes opciones que hay allá afuera para poder lograrlo”, expone.

En el caso particular de Orentas, ella es diseñadora y su negocio es una línea de ropa. “Empecé el año pasado, la inversión fue poca, porque vino de mis ahorros no de inversionistas”, y revela lo engorroso que resulta sacar adelante un proyecto preparándose de forma autodidacta. Sin embargo, el retiro le permitió descubrir otras posibilidades, “creo que ahora tengo más herramientas para poder seguir haciéndolo, y hacerlo más grande, y cada vez más grande”.

Agrega, además, que el aprovechamiento fue inmediato. “Los consejos que nos dieron fueron muy prácticos. Uno de los expertos me recomendó automatizar mis ahorros; el evento terminó un domingo, y el lunes estaba viendo que podía ahorrar el diez por ciento de mi sueldo. Eso lo voy a usar en inversiones”, asegura.

Falta de información y tecnología

Geraldine, que es venezolana, ha podido contrastar muy de cerca las diferencias entre cómo se comienza un negocio en Latinoamérica, y cómo se acomete en EEUU. “Tú, como emprendedor, necesitas tener un contador y un abogado. Son parte de tu equipo”, indica.

“Era lo que yo no había hecho. No lo había entendido”, confiesa Orentas y detalla cómo en ocasiones esta falta de información puede resultar contradictoria. “A veces, nosotros los jóvenes, que estamos tanto en las redes sociales y en el internet, nos resulta muy fácil seguir algo que dice allí. Pero a lo mejor eso está incorrecto, o no es ciento por ciento seguro, y temes utilizar estos consejos o seguirlos, precisamente por eso, por no saber si son ciertos o no”.

Sin embargo, también cree que la tecnología es sumamente importante en estos tiempos, desde el uso de teléfonos inteligentes hasta las aplicaciones. “La gente me preguntaba, ¿y no estás nerviosa de que no estés controlando tu negocio? Yo mostraba mi teléfono y decía: mi negocio está aquí. Lo llevo conmigo a donde sea, estoy pendiente todo el tiempo. Creo que es fundamental hoy en día conocer y aprender las opciones que tienen estas aplicaciones”.

Por qué es importante MHB

Orentas estima que una herramienta como “Mejores Hábitos Financieros” es muy útil, no solo para los pequeños emprendedores como ella, sino también para todas las personas que están intentando reordenar sus finanzas.

“Programas así, que colocan los términos de finanzas, que a veces son intimidantes, en una manera tan básica, que resulta fácil de entender para todos, y de una manera tan real, porque estas conociendo a personas que también lo experimentan, que también lo han vivido y que han tenido éxito; eso vale oro”, alega la joven diseñadora.

“Creo que, principalmente la comunidad hispana y latina, necesita comprender esto muchísimo, sobre todo si vive en EEUU; porque el sistema es muy diferente, y el no entenderlo, el no saber lo que necesitamos para tener una vida financiera saludable, nos puede traer muchos problemas a la larga”, finaliza.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario