Por MINOR SINCLAIR

La organización Global Oxfam América, que trabaja para poner fin a la injusticia de la pobreza en el mundo, publicó un informe donde analizó los derechos, salarios y protecciones de los trabajadores en los Estados Unidos y que ubica a la Florida en una posición no muy favorable.

El estudio denominado Índice “Best States to Work” clasificó, de mayor a menor, los mejores estados para trabajar en el país y las protecciones laborales existentes para el empleado.

Dentro de los 50 estados de la nación y Washington D.C., la Florida ocupa el puesto 37 en cuanto a derechos, salarios y protecciones generales de los trabajadores.

Si bien la Florida brinda negociaciones colectivas y salariales a maestros, policías y bomberos, es un Estado regido solo por un particular derecho laboral, "right-to-work state." La Florida tiene una ley de igualdad de remuneración y protecciones contra el acoso sexual, pero carece de una ley que garantice un ambiente de trabajo apropiado para mujeres embarazadas.

Por otra parte, aunque el costo de vida es muy diferente en distintas partes de la Florida, la ley estatal impide que los gobiernos locales que conocen las necesidades de sus ciudadanos, establezcan un salario mínimo que satisfaga el costo de la vida en cada comunidad y sea apropiado para todas las familias.

El salario mínimo en la Florida es de $ 8.25 la hora. Ese ingreso constituye el 31.9% del salario digno que debería ganar una familia de cuatro miembros con un solo padre trabajando. Pero la situación de los trabajadores pudiese mejorar en un futuro. Existe un movimiento que propone incluir en la boleta electoral del 2020 votar por aumentar el salario mínimo a $15 por hora. De aprobarse, subiría gradualmente, a $10 la hora en el 2021, y luego hasta $15 la hora en el 2026.

En un Estado donde el costo de la vivienda es tan alto, la actualización del salario mínimo es clave. Una subida del poder adquisitivo tendría un mayor impacto en las mujeres quienes, según el estudio, no están experimentando como deberían el progreso económico de la Florida, donde la economía local alcanzó la cifra de 1.000 millones de dólares.

Por otra parte, el reporte analiza 11 áreas de políticas laborales divididas en tres dimensiones:

Ellas incluyen las políticas salariales para asegurar que los trabajadores ganen un sueldo lo más cercano posible a un salario digno; las protecciones de los trabajadores para garantizar que los empleados puedan tomarse un tiempo libre por enfermedad o embarazo y cuenten con protección legal contra el acoso sexual; y el derecho a poder organizarse que garantiza que puedan crear un sindicato, si así lo desean.

En Estados Unidos hoy en día unas pocas millas pueden marcar una gran diferencia en salarios y protecciones laborales. Mientras que los legisladores en algunos Estados están tomando medidas para que los trabajadores y sus familias salgan de la pobreza, en otros parecen contentos con el status quo.

Además de la Florida, el estudio analizó otros estados. El Distrito de Columbia lidera el camino en una nueva clasificación de leyes laborales estatales y protecciones para los trabajadores, mientras que Virginia se ubicó en el último lugar.

Washington, California y Massachusetts también compartieron la parte superior del informe: “Mejores Estados para trabajar”; Pensilvania, Montana e Indiana quedaron en el medio; mientras que Georgia, Alabama y Mississippi ocupan la parte inferior.

Es importante señalar que no se encontró ningún estado que proporcione un salario digno. De acuerdo con una simple relación entre el salario mínimo y salario digno, ningún salario mínimo estatal excede la mitad de un salario digno para una familia de cuatro miembros. Y aunque la mayoría de los estados ha progresado en la legislación básica de igualdad de remuneración y en las leyes básicas contra el acoso sexual, pocos han aprobado licencias por enfermedad con sueldo, permisos familiares pagados y leyes para armonizar la vida familiar y laboral.

Oxfam también encontró correlaciones entre los puntajes más altos en “El Índice de mejores Estados para Trabajar” y los indicadores económicos y sociales deseables.

El estudio estableció una moderada correlación entre la mortalidad infantil y la pobreza con los niveles de ingresos, el PIB per cápita y las tasas de participación en la fuerza laboral.

Si bien la correlación no es casualidad, esta evidencia que las políticas sociales no son perjudiciales para la economía o la salud de la población. Al contrario, ayudan a mejorar las finanzas y la salud de la gente.

Las leyes y políticas laborales en toda nuestra nación afectan la vida cotidiana de nuestra gente. Con este ranking, esperamos que los legisladores estatales consideren el impacto de las políticas laborales en las familias trabajadoras y realicen acciones para implementar leyes que ayuden a las personas en sus Estados a prosperar y vivir dignamente.

*El autor de este artículo es director de la Oficina Regional de OXFAM AMÉRICA en EEUU

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas