MIAMI- Antes de aprobarse el último paquete económico de 1,9 billones de dólares, economistas y legisladores republicanos advirtieron que más que ayuda, representaba “un derroche innecesario de dinero” y lo calificaron de perjudicial para la recuperación económica de Estados Unidos (EEUU).

El exceso de ayudas y beneficios por desempleo ha generado el fenómeno que muchos analistas pronosticaron: el desestímulo a buscar empleos.

Te puede interesar

El vaticinio es ahora una preocupante realidad: Mientras el desempleo subía en la última semana de abril a 6,1, los empleadores estadounidenses registraron un récord de nuevos puestos de trabajo en marzo.

Millones de vacantes

El gobierno precisó que las ofertas de trabajo aumentaron casi un 8%, a 8,1 millones en marzo, la mayor cantidad en los registros que datan de diciembre del 2000. Sin embargo, la contratación general de ese mes fue menos del 4% (6 millones de posiciones), lo que refleja claramente que a muchas personas no les interesa buscar empleo.

El informe publicado el 11 de mayo se conoce como Encuesta de Vacantes de Empleo y Rotación Laboral (JOLTS, por sus siglas en inglés).

En estados gobernados por demócratas como California, Nueva York, Illinois, Pennsylvania y Michigan, son aún más generosos en los pagos y beneficios. Un desempleado puede obtener un subsidio semanal por encima de los 800 dólares entre el dinero estatal, fondos para alimentos y la ayuda adicional federal, muy superior al salario de un trabajador promedio.

Empresas en apuros

Según una encuesta realizada por la National Federation of Independent Business (Federación Nacional de Negocios Independientes o NFIB), el 44% tenía puestos de trabajo que no podían cubrir, otra cifra récord.

La disponibilidad de empleo aumentó en la mayoría de los sectores como el de los servicios, restaurantes, bares y hoteles; además en el sector industrial y fabril, la construcción y en los negocios minoristas. Por otro lado, las vacantes cayeron en el sector del cuidado de la salud, el transporte y el almacenamiento.

El 10 de mayo, el presidente Joe Biden afirmó que “los beneficios por desempleo no influyen en el motivo por el cual la gente no busca trabajo”, declaraciones que contrastan con expertos y lo que ocurre actualmente.

Los informes expuestos “se suman a la evidencia del reporte laboral de abril, de que la escasez de empleados es generalizada, eleva los precios y actúa potencialmente como un freno para la recuperación”, comentó Michael Pearce, economista de The Capital Economics.

Estados dejan plan federal

El estado de Alabama se sumó esta semana a una lista cada vez mayor de ayuntamientos estatales liderados por funcionarios republicanos que han terminado su participación en programas federales de empleo de 300 dólares semanales, una cifra que aumenta cuando se trata de madres solteras al cuidado de uno o varios niños, personas con algún tipo de discapacidad y las que sufren secuelas a causa de la pandemia de COVID-19.

La gobernadora republicana, Kay Ivey, citó un aumento en las ofertas de trabajo junto con las quejas de los dueños de empresas que afirman no poder contratar a empleados por los beneficios que ofrece el gobierno federal por la pandemia, a través de diversos programas.

Ivey dijo que Alabama tiene una tasa de desempleo del 3.8% y dijo que “ahora hay más trabajos disponibles que, incluso, antes de la pandemia". Lo mismo opinan gobernadores de otros estados.

Arkansas, Mississippi, Montana y Carolina del Sur junto a otros 11 estados abanadonarán el programa federal de beneficios por desempleo porque alegan que atenta contra la voluntad de trabajar de las personas.

"Hay trabajos", dijo la gobernadora Ivey. “Hemos anunciado la fecha de finalización de nuestro estado de emergencia, no hay cierres de la industria y las guarderías funcionan sin restricciones. Las vacunas están disponibles para todos los adultos. Alabama está notificando al gobierno federal que es hora de volver al trabajo ".

Al principio y en el clímax de la pandemia en EEUU estos programas de ayuda a desempleados jugaron un rol vital en salvar a millones de familias afectadas directamente por el cierre de la economía y las regulaciones sanitarias, pero luego de más de un año y en plena recuperación económica desde julio del 2020, los expertos consideran que ahora estos planes afectan el desarrollo económico porque desestimulan la búsqueda de empleo.

lmorales@diariolasamericas.com

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.69%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.74%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.57%
34303 votos

Las Más Leídas