El ícono por excelencia del fabricante alemán Volkswagen es, sin lugar a duda, el mundialmente reconocido escarabajo, o Beetle, como se le conoce en el mundo anglo. Es imposible separar la historia de la industria automotriz germana de este fenómeno de masas que, en su versión original y mientras fue fabricado entre los años 1938 y 2003, logró vender más de 21 millones y medio de unidades. El auto popular, diseñado por Ferdinand Porsche, con su motor refrigerado a aire en la parte posterior, y su tracción trasera, llegó a ser ensamblado en 19 plantas de 15 países, entre ellos tres en América Latina: Brasil, México y Venezuela.

En 1997, Volkswagen decidió que había llegado la hora de renovarlo, y es así como surge el New Beetle, o escarabajo nuevo, que al contrario de su abuelo, traía esta vez el motor adelante y la tracción frontal. Llegó como modelo 1998 y se ha fabricado exclusivamente en la planta de Volkswagen en Puebla, México, desde donde se exporta a todo el mundo. Múltiples versiones han sido lanzadas, entre ellas una descapotable, con techo de lona, que ha resultado ser muy popular y que ha sido galardonada en el evento Topless en Miami, donde año tras año, periodistas especializados juzgan y premian los mejores convertibles del mercado.

Te puede interesar

2019_Beetle_Convertible_Final_Edition cockpit.jpg
 El sistema de audio es Fender Premium, tiene conexiones Bluetooth y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.
El sistema de audio es Fender Premium, tiene conexiones Bluetooth y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

Y como todo lo que empieza también termina, Volkswagen ha decidido que el ciclo del Beetle ha llegado a su fin y anunció que será descontinuado a partir de este año. Esta edición final estará disponible en dos carrocerías, coupé de techo duro y convertible con techo de lona, y cada una de ellas en dos versiones SE y SEL. En la versión SEL que manejamos, la tapicería es de cuero con elegantes costuras en forma de rombos que le añaden un singular toque de sofisticación.

Al Volkswagen Beetle Convertible 2.0T Final Edition SEL, lo impulsa un motor de 4 cilindros y 2.0 litros turboalimentado, con inyección directa TSI, que produce 174 caballos de potencia y 184 libras por pie de torsión, y está acoplado con una transmisión automática de seis velocidades. La tracción es delantera y la suspensión es independiente en las cuatro ruedas. Viene equipado con un conjunto completo de aditamentos de seguridad, entre ellos frenos ABS, con apoyo hidráulico y sistema electrónico de distribución de frenado; control electrónico de estabilidad y bloueo electrónico del diferencial. Por destacar está el sistema inteligente de respuesta en casos de accidente y los faroles frontales Bi-Xenon con Luces de Uso Diurno, y luces traseras en LEDs.

2019_Beetle_Convertible_Final_Edition cockpit.jpg
 El sistema de audio es Fender Premium, tiene conexiones Bluetooth y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.
El sistema de audio es Fender Premium, tiene conexiones Bluetooth y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay.

En cuanto a infoentretenimiento, el sistema de audio Fender Premium es excepcionalmente potente y fiel. Tiene conexiones Bluetooth y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, todo centralizado en una pantalla táctil de 6.3 pulgadas, desde donde se controla el radio, el tocador de CDs y el sistema VW Car-Net de navegación y asistencia en casos de emergencia. El rendimiento del Volkswagen Beetle Convertible 2.0T se ubica en las 26 millas por galón de gasolina en la ciudad y 33 en la autopista. El precio básico de la versión Edición Final que manejamos está en los $29,995 dólares.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario