WASHINGTON.- Científicos del Observatorio Europeo Austral (ESO), ubicado en Chile, anunciaron hoy el primer avistamiento de una luz procedente de una onda gravitacional, lo que sugiere que este fenómeno puede ser el resultado de una fusión de dos estrellas de neutrones.

El evento, el quinto de este tipo documentado hasta la fecha, fue detectado el pasado 17 de agosto por diversos observatorios que localizaron ondas gravitacionales pasando por la tierra y, dos segundos más tarde, detectaron un estallido de rayos gamma cortos en la misma zona del cielo.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario