WASHINGTON.- La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA, en sus siglas en inglés) autorizó la comercialización del IQOS, de Philip Morris, cigarrillo electrónico con nicotina que calienta el tabaco, una decisión que llega pese a los riesgos en la salud en los adolescentes de los que la propia FAD alertó.

La FDA ha comunicado esta controvertida decisión, cuestionada desde sectores médicos, después de la dimisión hace menos de dos meses del director de esta institución, Scott Gottlieb, quien había lanzado una ambiciosa campaña contra el uso de cigarrillos electrónicos entre los adolescentes.

Te puede interesar

Bajo su mandato, Gottlieb denunció que "el uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes ha alcanzado una proporción epidémica".

Embed

Según la FDA, un total de 3,62 millones de estudiantes de secundaria en Estados Unidos consumían cigarrillos electrónicos -aparatos que utilizan baterías para calentar nicotina líquida hasta convertirla en vapor inhalable- en 2018, lo que supuso un aumento del 78% respecto a los datos del año anterior.

El plan de Gottlieb para restringir la venta de esos dispositivos había recibido algunas críticas de la industria del tabaco y de algunos conservadores que se oponen a cualquier aumento en las regulaciones gubernamentales en un país en el que cada año 480.000 estadounidenses mueren por enfermedades tabáquicas.

En un extenso comunicado para autorizar el cigarrillo electrónico de la tabaquera que elabora el Marlboro, la FDA asegura haber impuesto "estrictas restricciones de comercialización de estos productos en un esfuerzo por evitar el acceso y la exposición de los jóvenes".

"Después de una rigurosa revisión basada en la ciencia, la agencia determinó que autorizar estos productos para el mercado de los Estados Unidos es apropiado para la protección de la salud pública porque, entre varias consideraciones clave, los productos producen niveles más bajos en algunas toxinas que los cigarrillos combustibles", aduce en su argumentario.

Embed

En una afirmación que incluso puede parecer contradictoria, la FDA llega a decir: "La acción de hoy permite que estos productos de tabaco se vendan en EEUU, lo que no significa que estos productos sean seguros o estén 'aprobados por la FDA'".

"Todos los productos de tabaco son potencialmente dañinos y adictivos, y aquellos que no los usan deben continuar sin hacerlo", añade la FDA, que aduce que "si bien la autorización de nuevos productos de tabaco no significa que sean seguros, el proceso de revisión garantiza que la comercialización de los productos sea adecuada para la protección de la salud pública, teniendo en cuenta los riesgos y beneficios para la población en general".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas