jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- De la historia del sufragio democrático y popular para elegir presidentes en Estados Unidos resaltan las grandes campañas que fueron disputadas por apenas unos votos. Presidencias que lograron sobreponerse a la polarización política, no sin antes tener que superar las dificultades que supone ganar por muy poco.

Te puede interesar

Acorde a la Constitución del país, la más antigua en ejercicio del mundo, los presidentes no son elegidos sobre la base del voto popular, como sucede en la inmensa mayoría de las naciones, sino por la suma de votos electorales que reciben de los estados. Y en 48 estados y el distrito especial Washington DC, el que obtenga más votos directos obtiene todos los ‘delegados’ del llamado Colegio Electoral, que son asignados en esos territorios. Solo Maine y Nebraska reparten la votación.

“Por ello”, sostuvo el historiador Antony Miller, profesor jubilado de Flagler College, “la diferencia de la votación popular entre un candidato y el otro pudiera ser muy pequeña, pero la votación electoral podría ser diferente”.

En efecto, cinco veces en la historia del país, incluida la de 2016, el aspirante más votado por el pueblo no ganó lel voto electoral. O sea, perdió las elecciones.

Aun así, con sistema de ‘colegio electoral’ establecido, de los 45 presidentes elegidos en la historia del país, destacan precisamente cinco campañas electorales que denotaron un apretado margen de victoria y que describimos a continuación, en orden cronológico.

1876

La historia recoge las elecciones presidenciales de 1876 como las más disputadas, cuando solo un voto del Colegio Electoral definió al ganador.

El republicano Rutherford Hayes venció al demócrata Samuel Tilden, aun cuando el segundo obtuvo 3% más de voto popular, 254.235 de papeletas de la época.

Entonces, solo algo más de 10 millones de ciudadanos podían votar porque mayormente solo los hombres blancos tenían derecho a ejercer el sufragio, según el estado en cuestión.

Más tarde, unas semanas después, cuando se aclaró la disputa de Florida, Luisiana y Carolina del Sur, que disputaban territorios y sumaban entonces solo 20 votos electorales, el cómputo fue favorable a Hayes, quien finalmente obtuvo 185 frente a los 184 de Tilden.

1916

Las elecciones presidenciales de 1916 se llevaron a cabo cuando Europa estaba a punto de protagonizar la Primera Guerra Mundial y Rusia vivía una efervescente revuelta popular que condujo al establecimiento de la dictadura soviética.

Bajo esas peculiaridades, cuando el mundo aún no tenía en cuenta el acontecer internacional, el presidente demócrata Woodrow Wilson venció al aspirante republicano Charles Hughes por 23 votos electorales, tras ganar el voto popular por 3.1%, el equivalente entonces a 578.140 boletas.

En aquel tiempo, el lema que favoreció a Wilson fue: “Nos mantuvo fuera de la guerra".

Un año después, en 1917, el presidente reelegido abocó la entrada de Estados Unidos en la gran confrontación bélica europea, tras pedir al Congreso la declaración de guerra contra el existente imperio alemán.

1960

Las elecciones presidenciales de 1960 marcaron el final de la administración de Dwight D. Eisenhower, que estuvo al frente del Gobierno durante ocho años, dos mandatos.

Su vicepresidente, Richard Nixon, optó por la presidencia y como candidato republicano se enfrentó al designado por los demócratas, el entonces senador John F. Kennedy.

Cuenta la historia que la noche del 8 de noviembre de 1960 los reportes daban una clara victoria a Kennedy, pero a medida que los estados del occidente de la nación presentaron sus cifras durante la madrugada, la diferencia del voto popular bajó a 0.17% en el país, apenas 112.827 papeletas de diferencia, con 63.1% de participación ciudadana.

De esta manera, aplicada la regla del Colegio Electoral, Kennedy derrotó a Nixon por 84 votos electorales.

2000

Con solo cinco votos del Colegio Electoral, el aspirante republicano George W. Bush derrotó al demócrata Al Gore, aunque el segundo haya sido el más votado por 0.5% de diferencia, 543.816 votos populares más que el elegido.

No hay duda, la elección del año 2000 es la más disputada que recoge la historia reciente del país.

Florida reportó apenas 547 votos de diferencia entre ambos aspirantes y el estado tuvo que recontar las boletas manualmente, para verificar el cómputo, cuando la votación se realizaba con papeletas en las que las decisiones eran echas con pequeñas perforaciones y algunas de ellas no mostraban claramente la diminuta abertura para ser tomada en cuenta.

El resultado final tomó seis semanas y, en consecuencia, Florida optó por modernizar el sistema de votación a otro digitalizado, que hoy es mucho más seguro y eficaz.

El célebre recuento de votos en Florida dio los 27 votos electorales que poseía el estado entonces al candidato republicano, y el demócrata declinó reputar el resultado en los tribunales.

2004

Por solo 35 votos electorales el entonces presidente republicano George W. Bush superó al aspirante demócrata John Kerry. Es el margen de victoria más pequeño de la historia para un presidente en ejercicio reelegido.

De hecho, la victoria no fue reconocida hasta el día siguiente, cuando Kerry reconoció haber perdido los 18 votos electorales de Ohio.

En esa elección, el voto popular sumó 2.4% de diferencia, exactamente 3,012.166 papeletas, con 56.7 % de participación ciudadana.

Cabe destacar que estas elecciones son las únicas celebradas desde 1988 en que el Partido Republicano ha ganado el voto popular, además de haber ganado el Colegio Electoral.

En las subsiguientes contiendas, celebradas en 1992, 1996, 2000, 2008, 2012 y 2016, los demócratas sumaron un mayor número de votos directos, incluso cuando no lograron la mayoría en la distribución de votos del Colegio Electoral y no obtuvieron la presidencia en 2000, 2008 y 2016.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.8%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.85%
12894 votos

Las Más Leídas