WASHINGTON.- La administración del presidente Donald Trump le reiteró a América Latina la seriedad de su compromiso con la región y puso el acento en las difíciles relaciones con Cuba y Venezuela, donde el estado de derecho y las libertades públicas están supeditadas a los deseos y ambiciones políticas de sus gobernantes de turno, que se mantienen en el poder por encima de los deseos de sus ciudadanos.

"Nuestra política no cambiará hasta que todos los presos políticos sean liberados, se respeten las libertades de reunión y expresión, se legalicen todos los partidos políticos y se lleven a cabo elecciones libres bajo la observación internacional" -dijo el vicepresidente Mike Pence durante un evento en el centro de estudios Woodrow Wilson, de la capital norteamericana.

Pence dijo que están del lado del valiente pueblo de Cuba que ha sufrido por seis décadas la opresión del régimen castrista y que con su decisión detener esas transacciones económicas que solo enriquecen a los represivos servicios de seguridad e inteligencia cubanos. "Estados Unidos no enriquecerá más el régimen a expensas del pueblo cubano”.

El vicepresidente estadounidense, quien viajará a Centroamérica y Sudamérica entre el 13 y el 18 de agosto próximo, se mostró entusiasta al defender el endurecimiento anunciado por el Presidente Donald Trump, que da marcha atrás en la política de distensión de la pasada administración del demócrata Barack Obama quien en diciembre de 2014 dio inicio a una apertura gradual en las relaciones con Cuba, luego de más de medio siglo de embargo.

"Estoy aquí para decirles que América Latina es una prioridad para el gobierno de Trump", dijo el vicepresidente Mike Pence quien sostuvo que las relaciones de alianza y cooperación con sus vecinos del hemisferio son muy importantes para la Casa Blanca.

“Lo mejor para el Hemisferio es vivir en libertad”

Pence también tuvo tiempo para hablar de Venezuela extensamente y condenar al régimen de Nicolás Maduro al tiempo que pedía elecciones libres para salir de la crisis que tiene al país al borde del colapso.

"El colapso que se vive en Venezuela causado por un gobierno autoritario que ha sumido al país en un estado de anarquía, es desgarrador".

"Los Estados Unidos condenan enérgicamente, el abuso del poder de Maduro hacia su pueblo. Hacemos un llamado al régimen de Maduro para que restablezca una democracia sólida en base al imperio de la ley y que lo haga ahora ".

En relación a la reciente Asamblea General de la Organización de Estados Americanos que finalizó en Cancún sin producir un compromiso formal para encontrar vías de salida a la crisis política con el concurso de los países de la región, Pence dijo que Estados Unidos estaba decepcionado.

"Francamente, estábamos decepcionados porque la OEA no actuó ante la crisis y no quiso proteger la Carta Interamericana [democrática] que fue fundada para preservar la democracia en la región, pero queremos darle las gracias a los países que asumieron su compromiso y lucharon hasta el final".

El vicepresidente también aseguró que la administración del presidente Trump ha tomado medidas decisivas para restaurar el papel de Estados Unidos como líder del mundo libre, poniendo a Estados Unidos en primer lugar, pero aclaró: "América primero" no significa "América sola".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue justa la sentencia de 18 años de cárcel por narcotráfico para los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela?

Justa
Muy suave, debieron ser más años
Exagerada
ver resultados

Las Más Leídas