WASHINGTON.- El director interino del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) criticó el jueves la decisión de un juez que impide a la agencia depender solo de las bases de datos que en momentos han llevado a detener por error a ciudadanos estadounidenses.

Hablando desde la Casa Blanca, Matthew Albence dijo que el fallo de septiembre es un ejemplo del “alcance judicial extralimitado” que amenaza a la seguridad pública.

Te puede interesar

Tras las declaraciones de Albence, el jefe policial del condado Tarrant de Fort Worth, Texas, Bill Waybourn, agregó que liberar a los inmigrantes de la cárcel en lugar de entregarlos al ICE derivará en más crímenes. Waybourn sugirió que el fallo causaría la liberación de inmigrantes “ebrios” que “atropellarán a sus hijos y a mis hijos”, un comentario que de inmediato fue denunciado por defensores de los migrantes.

El juez federal de distrito André Birotte Jr. prohibió al ICE emitir solicitudes conocidas como “órdenes de retención” basándose solamente en búsquedas en bases de datos consideradas no fiables. El fallo aplica a los estados que no autorizan explícitamente los arrestos civiles de migrantes donde se usan estas órdenes administrativas.

El ICE verifica los nombres recopilados en las prisiones de todo el país con bases de datos federales donde se registran la nacionalidad y estatus migratorio de las personas. Cuando detecta que alguien no tiene permiso para estar en el país, el ICE le solicita a la agencia retener a dicha persona hasta que lleguen las autoridades federales de migración.

Activistas han dicho que depender únicamente de bases de datos electrónicas para emitir órdenes de detención no es confiable porque es frecuente que la información sea errónea y se termine acusando falsamente a alguien de estar en el país sin autorización legal.

Citando datos del ICE, el juez Birotte escribió que entre mayo de 2015 y febrero de 2016 se cancelaron 42 órdenes de arresto porque la persona era ciudadana estadounidense. Casi 800 órdenes de unas 13.000 emitidas en ese periodo se retiraron porque la persona o era ciudadana o “no estaba sujeta a ser retirada”, escribió el juez.

Al ser cuestionado sobre la detención de estadounidenses, Albence dijo que no podía hablar sobre litigios en curso.

“Muchas veces, las personas con que nos encontramos ni siquiera saben que son ciudadanos estadounidenses porque las leyes sobre la ciudadanía son muy complicadas”, indicó el titular del ICE.

FUENTE: AP/KEVIN FREKING y NOMAAN MERCHANT

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario