AUSTIN.- Un padre de familia de San Antonio, Texas, renunció a su trabajo hace un mes para que el programa federal Medicaid pueda cubrirle el tratamiento contra el cáncer que padece, informaron este viernes medios locales.

John Paul Tschirhart, casado y padre de dos hijos, sufre un cáncer de testículo en etapa tres que se extendió a su "corazón, estómago y pulmón", según explicó él mismo a la cadena televisiva local KHOU.

El hombre explicó que a pesar de trabajar durante los últimos 13 años -con un salario mínimo, situado en los 7,25 dólares por hora en Texas-, "nunca" pudo pagar un seguro médico privado para él y su familia.

Al recibir la noticia de su cáncer, hace un mes, decidió dejar su empleo y única fuente de ingresos de la familia Tschirhart para cumplir los requisitos de acceso al Medicaid, un programa de seguro de salud público específicamente destinado a personas con recursos limitados.

"Para que me traten no puedo trabajar, así que ahora no tenemos ingresos", señaló.

El programa Medicaid únicamente pagará su tratamiento médico, por lo que la principal preocupación de Tschirhart es dónde vivirá su familia, ya que no puede costearse el alquiler, la electricidad o la comida.

"Estoy acostumbrado a estar sano y a trabajar y a apoyar a mi familia", apuntó en esa entrevista el padre, que abrió una página en una web de recaudación de fondos de ayuda.

Millones de familias en Estados Unidos carecen de un seguro de salud un asunto que mantiene enfrentados en el Congreso, que no se pone de acuerdo sobre la reforma sanitaria.

Las fiscalías de California, Massachusetts, Kentucky y Connecticut anunciaron este mes una demanda conjunta por la decisión del Gobierno del presidente Donald Trump de suspender los subsidios a las aseguradoras de cobertura sanitaria amparados en el plan conocido como Obamacare, que había ampliado la cobertura a muchas familias.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario