viernes 12  de  abril 2024
huracán Irma

Houston vive un infierno bajo el agua

El gran estado del suroeste del país afronta los daños del azote del huracán Harvey y cinco días de intensas lluvias que tienen a la ciudad de Houston prácticamente sumergida en el agua
Por JESÚS HERNÁNDEZ

Luego del azote del huracán Harvey y cinco días de intensas lluvias, Texas reporta más de 30.000 personas sin techo y unas 400.000 que buscan algún tipo de ayuda. Las catastróficas imágenes de la destrucción en la zona costera y las grandes inundaciones en el área metropolitana de Houston recogen la magnitud del desastre que afecta a miles de viviendas y que probablemente permanezcan anegadas por dos o tres semanas.

Mientras tanto, la American Red Cross reporta más de 17.000 personas alojadas en refugios habilitados en el estado, así como unas 6.000 solamente en Houston, cuando esta semana se cumplen 12 años de la catástrofe del huracán Katrina en Nueva Orleáns y 25 del desastre del huracán Andrew en Miami.

En medio de toda esta vorágine, el presidente Donald Trump llegó a Corpus Christi, situado a unas 30 millas al sur de Rockport, por donde el vórtice del entonces huracán entró a tierra el pasado viernes, para escuchar el clamor de los necesitados y contemplar los daños, y a 219 millas de Houston, donde más de 9.000 personas pernoctan en un mega refugio habilitado en un centro de convenciones que sólo debería admitir a 5.000 personas.

“Esto sí es un verdadero equipo de trabajo, y queremos hacer las cosas mejor, como nunca antes”, dijo Trump durante una reunión con funcionarios del estado de Texas y agencias federales en una estación de bomberos en Corpus Christi. “Queremos que nos miren dentro de cinco o 10 años y digan que esta es la manera de hacer las cosas bien”, recalcó, según reportaron varios medios de comunicación.

636395384931712937 (1).jpg
Las inundaciones continúan afectando el área metropolitana de Houston, la cuarta ciudad más poblada del país, donde residen unas 2,3 millones de personas.
Las inundaciones continúan afectando el área metropolitana de Houston, la cuarta ciudad más poblada del país, donde residen unas 2,3 millones de personas.

Entretanto, el gobernador texano, Greg Abbott, que se sentó al lado del Presidente, expuso sus preocupaciones sobre las inundaciones en zonas de Houston y los miles de vecinos del área metropolitana que acudieron al George R. Brown Convention Center en busca de refugio.

“Esto no es el Superdome”, señaló el gobernador, en franca referencia a las vicisitudes que acompañaron la estadía de cerca de 30.000 personas en la instalación deportiva en Nueva Orleáns, cuando el huracán Katrina azotó la ciudad en 2005.

“Hay comida y seguridad en el centro de convenciones”, subrayó el gobernador Abbott.

“Todos los ojos están puestos en Houston, y los míos también”, añadió, quien es además un aliado político de Trump, quien a su vez ha celebrado la manera que la Casa Blanca ha respondido al desastre natural, al declarar ciertas zonas de Texas en estado de emergencia.

Mayor peligro

Por otra parte, las autoridades del condado de Brazoria, que abarca una parte del área metropolitana de Houston, alertaron de que dos embalses de la zona se han desbordado por las lluvias torrenciales y ordenaron a los vecinos que evacúen inmediatamente la demarcación.

En una rueda de prensa, un meteorólogo encargado de asesorar al condado de Harris, al que pertenece Houston, consideró que el aumento del nivel del agua en los embalses era "algo que nunca se ha visto antes", según reportó la agencia de noticias EFE.

Por el momento, las autoridades locales han confirmado la muerte de al menos 15 personas, al menos seis de ellas en los alrededores de Houston, incluyendo a un policía que se dirigía a la zona de rescate.

Lluvia, lluvia

La lluvia acumulada en estos días supera las 52 pulgadas (unos 130 cms.), un récord histórico en el estado y el país, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

De hecho, el NHC destacó que los pluviómetros de Texas indican que "se ha roto el récord de lluvia acumulada por un ciclón tropical en Texas", al alcanzar las 49,32 pulgadas en Mary's Creek, al sureste de Houston, la cuarta ciudad más poblada del país.

Houston
Los vecinos del área metropolitana de Houston abandonan sus casas.
Los vecinos del área metropolitana de Houston abandonan sus casas.

Se trata de una cantidad superior a las 48 pulgadas medidas en la localidad texana de Medina, que fue reportado en 1978 con el paso de la tormenta tropical Amelia, precisó el NHC.

Los expertos del NHC alertaron nuevamente sobre las "lluvias torrenciales" que continúan cayendo sobre el sureste de Texas y suroeste de Luisiana, y llamó de nuevo a la población a que "no intente viajar a las zonas afectadas, permanezca en lugar seguro y evite conducir por carreteras inundadas".

El otro gran peligro es el aumento del nivel del mar en las zonas costeras, debido a la marejada ciclónica y las altas olas que provocan los fuertes vientos.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar