WASHINGTON.- El exdirector del Buró Federal de Investigación (FBI), James Comey, que fue despedido en mayo por el presidente Donald Trump, abandonó este lunes el pseudónimo utilizado en su cuenta de Twitter después de que fuera identificado como el autor del usuario "@FormerBu".

Comey añadió un retrato, cambió el usuario por "@Comey" y asoció al mismo su verdadero nombre, ya que cuando empleaba el alias el título escogido fue el de Reinhold Niebuhr, en referencia al teólogo sobre el que el exdirector del FBI escribió una tesis universitaria.

Embed

"Ésta es mi nueva plataforma. Contento de ser parte del universo de Twitter. Agradecido a Reinhold por haberme cubierto estos últimos años", ha bromeado Comey en la red social sobre el anonimato mantenido en la cuenta después de que se creara en febrero de 2014.

Cuando se descubrió la verdadera autoría de la cuenta, el número de seguidores ascendió a 55.000 y, al mediodía de este lunes, ya había superado los 220.000.

La biografía también ha sido modificada y ahora reza: "Exdirector del FBI. Actualmente, marido y padre escribiendo y hablando sobre liderazgo ético. Más alto y divertido en persona".

Antes de terminar con el anonimato, Comey había tuiteado una foto de un hombre en medio de una carretera que parecía ser él mismo, junto con un texto en el que prometía tuitear "de forma útil".

La confirmación de que era Comey quien estaba detrás de ese usuario llegó de la mano de su amigo y director de la publicación especializada en derecho Lawfare, Benjamin Wittes, quien manifestó en Twitter que "ahora que se ha publicado este último tuit, puedo confirmar que @FormerBu es, de hecho, James Comey".

Trump despidió a Comey en mayo pasado argumentando una supuesta mala gestión de la investigación del FBI sobre el manejo del correo electrónico realizado por su adversaria en las elecciones de 2016, la demócrata Hillary Clinton, cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Pero congresistas y analistas sospechan que, en realidad, el actual presidente buscaba apartar a Comey de la investigación sobre la supuesta injerencia de Rusia en los comicios con objeto de beneficiar a la campaña de Trump.

El exdirector del FBI participó en una audiencia el pasado junio en la que desveló los términos "preocupantes" en los que se habían dado las conversaciones mantenidas con Trump, en las que, según comentó, el mandatario le indicó que "dejara pasar" la investigación a su exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, por sus vínculos con el Kremlin.

Comey está actualmente escribiendo un libro que, según su editorial, Flatiron Books, tratará sobre "qué es el liderazgo bueno y ético, y cómo guía las decisiones sensatas", e incluirá "anécdotas" de su carrera.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario