WASHINGTON.- A pesar de las previsiones de que 2018 sería un año difícil para el sector del automóvil en el mercado local, los fabricantes dijeron este jueves que la realidad es que el año pasado se vendieron alrededor de 17,2 millones de vehículos nuevos, prácticamente la misma cifra que en 2017.

Los principales fabricantes de automóviles dieron a conocer hoy las cifras de ventas en Estados Unidos en diciembre y en el conjunto de 2018 y, a falta de las cifras de algunas marcas, los datos confirman que el sector tuvo un año "sólido", como lo calificó Ford.

Te puede interesar

Además, los principales fabricantes adelantaron que esperan que 2019 también sea un año de fuertes ventas.

General Motors (GM), el principal fabricante del país en producción, dijo que sus ventas se redujeron en 2018 un 1,6% en 2018 y se situaron en 2.954.037 unidades, tras la entrega de 785.229 vehículos en el último trimestre del año.

Como ha sido la tendencia durante todo el año, la fortaleza de las ventas procedió de la elevada demanda de todoterrenos SUV y camionetas "pickup", los dos principales productos hoy en día en el mercado nacional.

Por ello, el principal ganador de 2018 ha sido el grupo Fiat Chrysler (FCA) gracias a su marca Jeep, para muchos el nombre que simboliza lo que es un todoterreno.

FCA confirmó este jueves que sus ventas aumentaron un 9% en 2018 y alcanzaron los 2.235.204 vehículos, tras conseguir un crecimiento de la demanda del 14% en diciembre, cuando sumó la entrega de 196.520 vehículos.

En 2018 Jeep, especializada en la producción de todoterrenos y SUV, consiguió un nuevo récord de ventas: 973.227 unidades, un 17% más que en 2017. Sólo en diciembre, Jeep aumentó sus ventas un 10%, hasta los 80.449 vehículos.

Por su parte, Ram, que produce camionetas "pickup" y furgonetas, ganó un 37% en diciembre, con la entrega de 68.195 vehículos, y un 7% en 2018, con 597.368 unidades.

El responsables de Ventas en Estados Unidos de FCA, Reid Bigland, declaró en un comunicado que "el rendimiento de este año subraya los esfuerzos que tomamos para realinear nuestra producción y dar a los consumidores de EEUU más vehículos Jeep y más camioneta Ram".

Y de cara a 2019, FCA prevé que el año también será sólido.

"Prevemos que las ventas seguirán siendo sólidas en 2019 y no podemos esperar a aumentar nuestra cartera con la adición del anticipado Jeep Gladiator", explicó Bigland. Gladiator es el primer "pickup" de Jeep desde hace más de 20 años.

GM también mostró optimismo sobre 2019 porque ha puesto más énfasis en la producción de todoterrenos y camionetas en detrimento de los sedanes.

"Nos sentimos confiados de cara a 2019 porque tenemos más lanzamientos importantes de camionetas y todoterrenos SUV este año y además la economía estadounidense es fuerte", explicó Kurt McNeill, vicepresidente de Ventas en EEUU de GM.

De los tres principales fabricantes estadounidenses, el que más sufrió en 2018 ha sido Ford, cuyas ventas en el país cayeron un 3,5% en 2018 y se situaron en 2.497.318 vehículos.

Sólo en diciembre, sus ventas se redujeron un 8,8%, a 220.774 vehículos.

Lo que es más preocupante para el grupo del óvalo azul es que su división de vehículos de lujo, Lincoln, perdió en 2018 un 6,8% de sus clientes y vendió sólo 103.587 vehículos durante todo el año.

A pesar de las pérdidas en diciembre y 2018, el vicepresidente de Ford Mark LaNeve afirmó en un comunicado que el último mes del ejercicio "culminó otro fuerte año para Ford y para el sector".

"Ford vendió más de 900.000 camionetas de la Serie F en 2018 lo que extiende nuestra posición de liderazgo por 42 años de forma consecutiva como el 'pickup' de más ventas de Estados Unidos", dijo LaNeve.

Por su parte, el grupo Toyota, el cuarto fabricante en número de ventas, perdió un 0,3% de sus ventas en 2018 con la entrega de 2.426.672 vehículos.

En diciembre, el grupo Toyota entregó 220.910 vehículos, un 0,9% menos que en diciembre de 2017.

Jack Hollis, vicepresidente y director gerente de la división Toyota, explicó que espera que la fuerza de las ventas se mantendrá en 2019.

"Ese impulso de las ventas está trasladándose al año nuevo con el lanzamiento del nuevo RAV4, el todoterrenos SUV de más ventas en EEUU, el nuevo Corolla, que llega a los concesionarios en marzo y el regreso del legendario Toyota Supra. Estamos realmente esperanzados en que tendremos un increíble 2019", dijo Hollis.

Por detrás de los cuatro principales fabricantes, Honda dijo que sus ventas cayeron un 2,2% en 2018, con 1.604.828 vehículos entregados. Las pérdidas de Nissan fueron mayores: un 6,3% con 1.493.877 vehículos.

La surcoreana Hyundai también dijo que en 2018 perdió ventas, un 1,1%, con la entrega de 677.945 vehículos, mientras que Kia cerró 2018 con cinco vehículos vendidos más que en 2017 para alcanzar las 589.673 entregas.

La marca alemana Volkswagen (VW) tuvo un mejor año y vendió 414.366 vehículos, un 4,2% más que en 2017, tras aumentar sus ventas en diciembre un 5,8%.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que el sistema de autopistas que maneja el MDX en Miami sea transferido al estado de la Florida?

No
No tengo idea
ver resultados

Las Más Leídas