jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Las cosas no marchan bien en la frontera, ni en las expectativas de precios que tendremos que pagar a futuro. La Casa Blanca acusa al Gobierno de México de “no tomar medidas para frenar a los sin papeles” y anuncia un arancel del 5% en todos los productos importados del país vecino a partir del 10 de junio.

Este gravamen, señaló el presidente Donald Trump, irá aumentando gradualmente, hasta el 25%, mientras no perciba una mejora en el control de quienes se acercan a la línea fronteriza y la cruzan de manera irregular.

Te puede interesar

Por otra parte, persiste la subida de impuesto a las importaciones chinas y la subsiguiente respuesta del gigante asiático. Una confrontación de tarifas que comienza a repercutir en los bolsillos de los consumidores.

Qué hacer con uno y el otro, ante las 20.000 razones que plantea el Gobierno estadounidense. ¿Aplicar el alza de las tasas o tratar la fe de las negociaciones, como hacemos con Corea del Norte y su cacareado programa nuclear?

"México se ha aprovechado de EEUU durante décadas. Por culpa de los demócratas, nuestras leyes migratorias son MALAS. México hace una FORTUNA a costa de los EE.UU. (...) y pueden fácilmente solucionar este problema", comentó Trump en su cuenta de Twitter.

"¡Es hora de que ellos hagan finalmente lo que es debido!", agregó.

Demócratas o republicanos, lo cierto es que Estados Unidos ya recriminó en su día a cada uno de los gobiernos del vecino país en los últimos 30 años y ahora al de Andrés Manuel López Obrador.

Reacción

Tal como reportó la agencia de noticias EFE, el ministro mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se desplazó a Washington, donde permanecerá intentando buscar una solución al conflicto.

"Que permanezca en la Embajada de México en Estados Unidos y que busque con funcionarios del gobierno de Estados Unidos comunicación e intercambios de puntos de vista, y que se llegue a un acuerdo", apuntó López Obrador.

Entre tanto, la frontera con México vive una situación de crisis por el creciente flujo de migrantes que la cruzan, en su mayoría familias centroamericanas solicitantes de asilo.

Según recogió el periódico mexicano El Universal, México aumentó los operativos contra las caravanas que viajan rumbo a EEUU y ha deportado miles de migrantes y evitado que miles más lleguen a la frontera, pero no parece ser suficiente.

“Tenemos que ayudar para que no ingresen de manera ilegal a Estados Unidos, pero también lo tenemos que hacer respetando los derechos humanos. Nada de autoritarismo, son seres humanos”, opinó Obrador, mientras abogó por conversaciones “porque los problemas sociales no se resuelven con alza de impuestos”.

Efecto

De materializarse el alza de aranceles, ello significaría un fuerte golpe para el negocio entre dos de los mayores socios comerciales del mundo y un duro golpe para la economía del país latinoamericano.

Y también para el bolsillo de los consumidores estadounidenses que adquieren productos agrícolas, así como artículos eléctricos, maquinarias e incluso automóviles que son, irónicamente, fabricados por firmas estadounidenses.

"El impuesto adicional lo terminaría pagando en primera instancia el importador, luego el consumidor, que termina pagando más por el mismo producto", declaró a BBC Gabriel Guerra, presidente de la consultora Guerra Castellanos y Asociados.

Por otra parte, existe la probabilidad de que México responda con medidas similares. Si ese es el caso “los estados más afectados podrían ser los estados agrícolas, que son los que más exportan a México”, comentó el consultor.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que hay condiciones para que se apruebe el TPS (Estatus de Protección Temporal) para los venezolanos que viven en EEUU?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas