WASHINGTON.- El Tribunal Supremo canceló este lunes temporalmente una audiencia prevista para el 10 de octubre y cuyo objetivo era estudiar la legalidad del veto a refugiados y nacionales de seis países musulmanes proclamado por el presidente Donald Trump.

En una breve orden, los nueve jueces del alto tribunal eliminaron la audiencia del calendario de argumentos orales para octubre y pidieron a las partes que, antes del 5 de octubre, entreguen nuevos documentos con su argumentación para defender u oponerse al veto migratorio de Trump.

Los magistrados quieren que las partes tengan en cuenta las directivas que emitió este domingo Trump para reemplazar su veto, proclamado en marzo y que servía para prohibir durante 120 días la entrada a EEUU de refugiados y, durante 90 días, el ingreso de ciudadanos de Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia.

Mediante un decreto, Trump reemplazó ese veto, que justo expiraba este domingo, y prohibió la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de ocho naciones: Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad, Corea del Norte y Venezuela, país este último en el que solo se verán afectados algunos funcionarios y su "familia inmediata".

La decisión de este lunes de los jueces se produce en respuesta a una petición que formuló este mismo domingo por la noche el abogado del Gobierno, Noel J. Francisco.

El procurador envió una carta ayer a los jueces del Tribunal Supremo y les sugirió "respetuosamente" que pidan a las partes reformular sus argumentos a la vista de las nuevas restricciones.

La decisión de este lunes del Tribunal Supremo supone un revés para las organizaciones defensoras de los inmigrantes, pues podría retrasar durante meses la emisión de una decisión judicial definitiva sobre el veto de Trump.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario