WASHINGTON.- El presidente Donald Trump admitió anoche que le gustaría involucrarse en una investigación federal contra su exrival Hillary Clinton, pero lamentó no poder hacerlo por su cargo como mandatario.

"Lo más triste, es que por ser presidente de EEUU no puedo involucrarme en el Departamento de Justicia. No puedo involucrarme en el FBI. No puedo hacer todo tipo de cosas que me encantaría hacer, y eso me frustra mucho", dijo Trump a la emisora WMAL.

El presidente dijo que Clinton debería ser investigada por haber financiado una investigación durante la campaña sobre sus posibles vínculos con el Kremlin, un dossier muy polémico que elaboró el exespía británico Christopher Steele.

Trump se confesó "muy descontento" de que esa investigación no esté ya en marcha, aunque mostró su deseo de que el Departamento de Justicia "esté haciendo algo".

En otra entrevista de este jueves con la cadena Fox News, Trump se refirió de nuevo a Clinton y al dossier elaborado por Steele.

"Ese dossier, que es totalmente falso e inventado es como una novela... Es una vergüenza y no debieron haber permitido su uso", dijo Trump, que también criticó que Clinton y los demócratas se pudieran haber gastado millones de dólares en él.

El contenido del dossier revelaba un supuesto complot ruso para obtener información comprometedora de Trump, aunque incluía imprecisiones verificadas por medios estadounidense e historias de fuentes anónimas que es imposible corroborar.

Estas fuentes anónimas hablan de episodios sórdidos como el encuentro de Trump con prostitutas en la habitación de un hotel de Moscú pinchada con cámaras y micrófonos de los servicios de inteligencia rusos o suculentas ofertas de negocios en Moscú o San Petersburgo para influir en el ahora presidente.

En la entrevista con Fox News, Trump también se refirió a las revelaciones hechas por la expresidenta interina del Partido Demócrata, Donna Brazile, quien dijo tener pruebas de que Clinton amañó las primarias contra el senador Bernie Sanders.

"En primer lugar es ilegal, y es muy injusto con Bernie Sanders. Yo no soy un fan de Bernie Sanders (...) pero eso fue, creo que fue terrible", dijo el mandatario estadounidense.

Brazile se puso al frente del Partido Demócrata durante la pasada campaña después de que unos correos filtrados por Wikileaks pusieran en evidencia a la hasta entonces presidenta, Debbie Wasserman Schultz, por su trato de favor hacia Clinton.

En un avance de su libro publicado este jueves en Politico, Brazile reveló que el Partido Demócrata estaba controlado por completo por la campaña de Clinton fruto de un acuerdo de financiación entre ambos ante los problemas económicos del Partido.

La influyente senadora demócrata Elizabeth Warren, preguntada por las revelaciones de Brazile, también dijo a CNN que las primarias entre Clinton y Sanders estuvieron "amañadas".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario