MIAMI.- La competencia por la gobernación de la Florida, a un mes de las elecciones generales, está en un momento crítico. Andrew Gillum (candidato demócrata) obtiene el 45% de la intención de votos y Ron DeSantis (republicano) el 44%, según la última encuesta de Mason-Dixon.

Pero hay grandes diferencias que persisten y que confirma esta encuesta. El 51% de las mujeres apoya a Gillum y el 38% a DeSantis. En cuanto a los hombres, la cifras son todo lo contrario: el 37% respalda al primero y el 53%, al segundo.

Asimismo, el 89% de los afroamericanos y el 50% de los hispanos dijeron que votarán por Gillum. El 4% de los primeros y el 37% de los segundos están a favor de DeSantis. El 35% de los blancos no hispanos indicó que votará por el candidato demócrata y el 54%, por el republicano.

En cuanto a edades, un 50% de los jóvenes entre los 18 y 35 años está con Gillum y el 36% con DeSantis. En el rango de 50 a 64 años, el republicano le lleva una leve ventaja al demócrata (46%-44%, respectivamente). Pero en los mayores de 65 años, le saca una ventaja importante al candidato demócrata (47%-41%).

Uno de los datos más interesantes, y que podría definir la elección para cualquier lado, es el absoluto empate que hay entre los independientes: Tanto a Gillum como a DeSantis los apoya el 47% de los que se declaran sin afiliación política.

Una de las preguntas que se hacen los observadores políticos es si el complicado proceso de confirmación del juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de Estados Unidos estaría erosionando, de alguna manera, el apoyo de un sector de los independientes a Gillum.

DeSantis, por lo menos en las redes sociales, se ha mantenido en silencio sobre este espinozo tema. Y al parecer esa táctica le podría estar rindiendo sus frutos, por lo menos de manera coyuntural.

El candidato demócrata, al igual que el senador Bill Nelson, ha expresado de manera muy elocuente su rechazo al juez nominado por el presidente Trump y ha expresado su solidaridad con la doctora Ford, una de las supuestas víctimas de abuso sexual por parte de Kavanaugh.

Embed

Otra de los elementos que podría estar también afectando a Gillum es la persistente campaña de DeSantis de calificar a su oponente de "socialista", y de buscar convertir a la Florida en algo parecido a Venezuela.

Embed

A pesar de que el alcalde de Tallahassee nunca se ha definido como un socialista, y en varias ocasiones ha rechazado ese calificativo, este término tiene muy mal recibo en el sur de la Florida.

Sin embargo, en el sureste del Estado del Sol, Gillum le lleva una ventaja importante a su oponente republicano: 58%-31%. En la costa oeste del Estado, es otro el panorama: 38% apoya a Gillum y 51% a DeSantis.

Esta encuesta se realizó entre el 24 y el 27 de septiembre, con 815 personas residentes de Florida y registradas para votar.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas