MIAMI.- Nacida en Miami y de filiación republicana, hija de exiliados cubanos, bilingüe, además de tener una amplia experiencia en la rama judicial del país, son algunos de los rasgos que identifican a Bárbara Lagoa, la magistrada de origen cubano nominada a la Corte Suprema de Estados Unidos.

Lagoa, 52 años, es parte de los cinco magistrados preseleccionados por el presidente Donald Trump para reemplazar a Ruth Bader Ginsburg, la jueza progresista y feminista de la Corte Suprema, que falleció el 18 de septiembre, a consecuencia de un cáncer a los 87 años.

Te puede interesar

La jurista miamense forma parte de la Corte de Apelaciones en Atlanta, fue la primera hispana en la Corte Suprema de Florida y se le recuerda por haber defendido gratuitamente en Miami a la familia del niño Elián González, hace 20 años.

El Presidente dijo que no conoce personalmente a Lagoa, sin embargo, la describió como una candidata “fantástica”. Algunos analistas creen que si Trump se decide por la jueza de ascendencia cubana, podría beneficiar sus aspiraciones electorales en Florida.

En una entrevista con la cadena Fox, el titular de la Casa Blanca se refirió a la repercusión política que podría tener la designación de Lagoa. “Trato de no decir eso. Creo que probablemente es así, automáticamente. Incluso si no es tu intención, pasa a ser algo automático”, indicó.

En caso de que Lagoa obtenga la nominación, se convertiría en la segunda hispana, junto a Sonia Sotomayor, de origen puertorriqueño, entre los nueve jueces que integran el mayor tribunal estadounidense. De igual forma, sería la única conservadora de las tres magistradas en la Corte.

Abogada del “balserito”

Cuando era una joven asociada a un bufete de abogados de Miami, Lagoa representó a la familia del niño Elián González, de cinco años en ese entonces, que fue encontrado en la costa de Florida, luego de que su madre se ahogara al intentar llegar desde Cuba a EEUU en una precaria embarcación.

Según documentos de la época, agentes federales ‘detuvieron’ a Elián para devolverlo a Cuba, donde vivía su padre, desencadenando una fuerte conmoción política y diplomática con el régimen cubano.

Al final, La Habana logró que el niño fuese devuelto a la isla por las autoridades estadounidenses en junio de 2000.

Algunos excompañeros de bufet han comentado en medios locales que ese episodio pudo haber ayudado a moldear la carrera de la jueza Lagoa, al tiempo que la introdujo en la escena política del sur de Florida.

Apoyo de CABA

Por su parte, el Colegio de Abogados Cubanoamericanos (CABA) expresó su respaldo a la nominación de la jurista de ascendencia cubana como posible nuevo miembro de la Corte Suprema.

CABA dijo en un comunicado de prensa que “si se hace una nominación, es imperativo que un candidato a la Corte Suprema encarne los más altos estándares éticos, fomente el respeto por la independencia del poder judicial y tenga la educación, la experiencia y el carácter necesarios: interpretar y defender la Constitución”.

La declaración que lleva la firma de Frances De La Guardia, presidenta de esa asociación, anota que siendo “originaria del sur de Florida y estadounidense de primera generación, la jueza Bárbara Lagoa, hija de exiliados cubanos, encarna esos principios y sería una candidata digna, siempre que se lleve a cabo dicha nominación”.

¿Quién es Bárbara Lagoa?

Nacida en 1967, Lagoa se crio en Hialeah, la ciudad más hispana de los Estados Unidos. Sus padres habían huido del castrismo en una segunda oleada migratoria procedente de la isla, que le dio un característico ‘sabor cubano’ a esa localidad del condado Miami-Dade.

Lagoa estudió en una escuela católica en Hialeah y luego en la Universidad Internacional de la Florida (FIU), antes de graduarse como abogada de la Universidad de Columbia en Nueva York en 1992.

La abogada ganó notoriedad con el caso del “balserito cubano” y siguió escalando posiciones hasta que en enero de 2019 se convirtió en la primera hispana y primera cubana en ser jueza de la Corte Suprema de Florida, por nominación del gobernador republicano Ron DeSantis.

Menos de un año después, Trump la seleccionó como jueza de la Corte Federal de Apelaciones en Atlanta. Su designación fue confirmada por una mayoría bipartidista en el Senado, con 80 votos a favor y 15 en contra.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 31.91%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 21.38%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 32.24%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 14.47%
304 votos

Las Más Leídas