MIAMI.- Cada año el presupuesto estatal en Florida suma unos cuantos millones de dólares más, nuevos proyectos y también recortes que son propuestos por los legisladores y luego ratificados o enmendados por el gobernador, y esta vez la cifra asciende a 101.500 millones, de los que 169 millones son destinados a desgravaciones fiscales.

“Me enorgullece firmar este presupuesto que ejemplifica la determinación y la base económica inquebrantable de Florida, al tiempo que nos establece como líderes de la nación en educación, protección del medio ambiente, economía resiliente y seguridad pública”, sostuvo el gobernador Ron DeSantis, al estampar su firma sobre el documento que establece los gastos del estado para el año fiscal 2021-2022.

Te puede interesar

“Hemos mantenido sólidas reservas fiscales y reducido los impuestos para asegurarnos de que las familias de Florida se beneficien este año y en las próximas décadas”, aseguró el gobernador.

El presupuesto coloca 9.500 millones de dólares en reserva, después de borrar de los libros el déficit anunciado de 2.000 millones, gracias a más de 1.2 mil millones en ingresos recaudados por encima de las estimaciones de ingresos de abril y recibir 10.200 millones del fondo federal.

Esto permite aumentar los recursos para responder a huracanes y otras circunstancias imprevistas.

“Tenemos los impuestos per cápita más bajos de cualquier estado del país”, aseguró.

El nuevo presupuesto, titulado Florida Leads, incluye una reducción fiscal equivalente a 169 millones de dólares que se materializará en una semana de libre de impuesto sobre las ventas, una jornada de 10 días de regreso a la escuela -Back to School- y otros 10 días libres de impuestos sobre las ventas en materiales para prepararse contra desastres naturales.

En cuanto a la educación, el presente impuesto proporciona $22.800 millones a los centros K-12, que representan un incremento de $53 en la asignación básica por estudiante, $120 millones para iniciativas de salud mental y un histórico de $550 millones para continuar aumentando el salario a los maestros de K-12, hasta alcanzar el objetivo de los $47,500 de ingreso anual.

Algo más de $703 millones se dedican al capítulo de seguridad en las escuelas. También se estipula una partida de $10 millones para potenciar la ciencia de la computación y $14.5 millones para reforzar la educación de estudiantes con dificultad en el aprendizaje, de acuerdo con el proyecto de ley 7011.

El presupuesto proporciona, entre otras muchas partidas, $560 millones para universidades estatales, además de $126.2 millones para las universidades históricamente negras de Florida.

Asimismo, uno de los objetivos es garantizar el crecimiento laboral y las inversiones en transporte en esta fase de recuperación económica. Por ello destina $10.3 mil millones para el Departamento de Transporte, $1.6 mil millones en Fondos para la Recuperación de Desastres y un pago único de $1.000 a todos los trabajadores de emergencias de Florida.

Por su parte, el presupuesto para la salud incluye $134 millones en fondo de servicios para niños y familias que reciben asistencia a través del sistema de bienestar infantil de Florida. Además, provee $239,7 millones para atención posparto y reserva $14.1 millones para los servicios a las víctimas de tráfico humano y explotación sexual.

No se quedan fuera los fondos para la seguridad pública, que incluyen $4 millones en programas de reinserción de personas que hayan cumplido sus condenas y $17.4 millones para asegurar los correccionales.

“Es uno de los mejores presupuestos que hemos hecho para proteger los recursos hidrológicos y el medio ambiente de Florida, algo esencial para nuestro estado. Aumentamos en mil millones los fondos para medio ambiente con respecto al presupuesto anterior”, afirmó DeSantis.

Florida Leads destina $4.500 millones para proteger el medio ambiente, la agricultura y los recursos naturales. De ellos, $ 2.200 millones irán al Departamento de Protección Ambiental.

No obstante, el gobernador adjudicó ciertos recortes a última hora, antes de firmar el documento, como fue el caso del condado Miami-Dade, el más poblado del estado, que ‘perdió’ tres millones, entre los que destacan $500.000 que el Congreso destinó a la construcción de un puente peatonal en Sunny Isles Beach y $495.000 para realizar mejoras viales en Northeast 153rd Street en North Miami Beach.

También fueron eliminados $300.000 para construir una nueva estación de bombeo de agua, y $100.000 que presuntamente estaban destinados a eliminar sedimentos y mantener niveles de cloro en el agua potable.

Por otra parte, unos $150.000 fueron eliminados para reducir la propagación de la enfermedad de Laurel Wilt, que afecta a los árboles de laurel en Miami-Dade, así como $250.000 que serían usados para mantener el programa CauseClass que educa a jóvenes sobre problemas globales.

Otros condados del sur de la Florida perdieron aún más: Palm Beach perdió más de $ 6 millones y el condado de Broward vio $ 4.2 millones en varios proyectos.

cmenendez@diariolasamericas.com
@menendezpryce

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.65%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.73%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.63%
33963 votos

Las Más Leídas