Dos veces por semana, Mary Daniel se ata un delantal alrededor de la cintura y comienza a enjuagar los platos de la cena en un centro de cuidados de Jacksonville, Florida. Luego los apila en un lavaplatos comercial, además de fregar pisos y sacar la basura.

A $9 por hora, es el trabajo de sus sueños: un trabajo que le da la única oportunidad de estar con su esposo Steve, de tomar su mano, ver la televisión con él y prepararlo para la cama, tal como solía hacer.

Te puede interesar

Steve Daniel ha estado en Rosecastle en Deerwood desde julio pasado. En marzo, las instalaciones se cerraron debido al coronavirus, y los Daniels pasaron 114 días sin poder estar juntos. Mary lo visitó dos veces después del cierre, tratando de comunicarse con él a través de una ventana. Eso empeoró las cosas: Steve tiene Alzheimer y no podía entender por qué ella estaba allí y no podía acercarse a él.

Ella sabía que él debía preguntarse dónde estaba ella. Antes del cierre, ella venía a verlo casi todas las noches. Ella sabía que su condición solo iba a empeorar. Estos son los mejores días que le quedan, y ella los echaba de menos.

Ella también sabía que él, un exvendedor de jugo de naranja, se mantuvo sociable, incluso cuando sus síntomas empeoraron. Todavía caminaba por el centro de atención de la memoria, conversando con la gente, incluso si sus palabras no tenían sentido. Pero le preocupaba que su aislamiento de ella, la angustia que causaba, eventualmente lo mataría.

Ella tenía que entrar.

En marzo ella envió un correo electrónico al centro. ¿Cómo puedo verlo? ¿Puedo ser voluntaria? ¿Puedo traer un perro de terapia (ella cría cachorros de K9 para Warriors). ¿Puedo conseguir un trabajo?

Finalmente recibió una llamada de vuelta. Hay un trabajo a tiempo parcial, si está interesada. Lavando platos. "Dije que si lo único que tienes es lavar los platos, entonces lo es", dijo.

Ya estaba adentro.

Rosecastle at Deerwood

Say hello to Mary Daniel, a new addition to our team here at Rosecastle at Deerwood! Mary joined our team as a...

Posted by Rosecastle at Deerwood on Friday, July 10, 2020

Durante las últimas dos semanas, trabajó un turno de 90 minutos los jueves y viernes. Ella realmente está trabajando y trabajando duro, como explicó. Después de todo, ella no puede permitirse perder este trabajo.

Y después de que terminó su primer turno, Mary, con una máscara, fue a la habitación de Steve. Estaba preocupada: ¿se acordaría de ella? Al verla, él lloró. La llamó por su nombre.

Se acostaron juntos en su cama, tomados de la mano. Vieron la televisión, como en los viejos tiempos. Ella le preguntó, como solía hacer antes, cómo había estado su día, lo ayudó a prepararse para dormir. Ella hace eso después de cada turno de trabajo fregando platos. Y por un corto tiempo, las cosas parecen maravillosamente normales, lo más normal posible en un mundo al revés.

Mary solo aspira “tener una hora para sentarme con él y hablar". Ella tiene 57 años. Steve tiene 66. Han estado casados 24 años. Cuando Steve le pregunta a Mary "quién eres", ella, con paciencia, le responde: "la mujer que te ama".

A Steve le diagnosticaron demencia a los 59 años. Había estado muy confundido un par de veces y luego condujo a la ciudad equivocada para una reunión de negocios, por lo que sabía que algo andaba mal. El diagnóstico fue devastador. Parecía tan injusto: todavía era joven, de lo contrario todavía estaba sano. Planeaban viajar, ver fútbol, visitar a sus nietos. Ahora esto.

Se quedó en su casa de Jacksonville hasta el verano pasado, con la ayuda de un cuidador. Pero Rosecastle, donde podía caminar, hablar con todos, parecía una mejor alternativa. "Y lo fue", dijo Mary. Luego vino el confinamiento por la pandemia.

"Entiendo absolutamente por qué hicieron el cierre, que las intenciones son ciertamente bien intencionadas", dijo. "No puedo culpar al gobernador por lo que quiere hacer. El problema es que los está aislando para salvarles la vida, y el aislamiento los está matando".

Desde entonces, ha pasado tiempo contactando a los políticos, tratando de encontrar un compromiso que permita a las personas ver a sus familiares en cuarentena.

En una declaración, Kelley Withrow, directora ejecutiva de Rosecastle en Deerwood, dijo lo siguiente: “Se han establecido restricciones a los visitantes en las comunidades de todo nuestro estado como medida de seguridad, con el objetivo de proteger a la población vulnerable a la que servimos. Pero ha sido difícil tanto para las familias como para los residentes, por lo que sentimos que se necesitaban soluciones creativas, especialmente en el caso de Mary y Steve. Nos complace informar que Mary ha tenido un gran comienzo en su nuevo cargo, y también estamos emocionados de ver los cambios positivos en el comportamiento de Steve".

Mary dijo que la instalación se tomó en serio su nuevo trabajo. Tuvo que ver 20 horas de videos sobre cuidados de vida asistida, y se hizo pruebas de COVID-19 y de drogas. Ahora se hace la prueba semanalmente, voluntariamente, mientras trabaja como lavaplatos.

Ella dijo que va a usar su cheque de pago para comprar tarjetas de regalo para el personal de Rosecastle. Ella ha visto el trabajo que hicieron durante la pandemia, cuidando a aquellos que ya no pueden ver a sus familias. Para ella, volver a ver a Steve es suficiente recompensa.

"Esto me permite volver a hacer lo que se supone que debo hacer", dijo. "No va a caminar este viaje solo".

FUENTE: AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Más de millón y medio de electores se han inscrito para votar en Miami-Dade y decidir, entre otros puestos, el de alcalde condal. Si la elección fuera hoy, ¿por quién votaría Usted? (aparecen por orden alfabético)

Monique Nicole Barley
Esteban Bovo Jr.
Carlos DeArmas
Ludmilla Domond
Daniella Levine Cava
Alex Penelas
Xavier Suárez
ver resultados

Las Más Leídas